Arte

Inicio Arquitectura, Prerrománica Arte prerrománico. Asturiano I

Arte prerrománico. Asturiano I

Publicado por Chus

Tabla de contenidos de Arte prerrománico, Asturiano

  1. Arte prerrománico. Asturiano I
  2. Arte Prerrománico. Asturiano II

A partir de los primeros años del s. VIII se fue creando en la zona montañosa y aislada de Asturias, un núcleo de resistencia cristiana frente al dominio musulmán. Se trataba de un lugar escasamente romanizado, en el que apenas si había una arquitectura destacable, pero que con el impulso de la monarquía asturiana (que se siente heredera de la visigoda), desarrollará un arte propio y peculiar que anticipará soluciones constructivas de siglos posteriores. En la gestación del arte asturiano jugó un destacado papel Alfonso II el Casto (791-842), el cual se independizó del obispado mozárabe de Toledo, pasó a depender de la iglesia carolingia y en su reinado apareció también la tumba del apóstol Santiago en Compostela. Para contribuir a establecer el mito de dicha tumba, contó con el apoyo de la Iglesia, interesada en abrir monasterios y promover obispados. Empeñado en convertir a Oviedo en una capital destacada, emprendió un programa constructivo pretendiendo hacer renacer el pasado (como en Aquisgrán), aunque aquí se trataba del pasado visigodo, por lo que Oviedo debería ser la Nueva Toledo.

santa-maria-naranco.jpg

Constituye la primera etapa de la arquitectura asturiana, desarrollada en los alrededores de la capital. Entre los edificios de la época sitos en Oviedo, destaca la Cámara Santa en la catedral (destinada a guardar las reliquias, se inspira en los martyria paleocristianos) y la iglesia de San Tirso (de la que queda en la cabecera una ventana con tres arcos abarcados por un recuadro, semejante a un alfiz). Fuera de la capital, la iglesia de San Julián de los Prados, o Santullano, de fundación real (812-842) es el monumento más importante y muestra la influencia o al menos recuerdos del arte romano. Tiene planta rectangular y cabecera tripartita; está estructurada en tres naves y va acompañada de dos pórticos laterales. Las formas amplias de los arcos que descansan en robustos pilares y las proporciones le dan un aire romano al edificio, lo mismo que la pintura mural (quedan importantes restos de la misma). La cubierta es de madera (recuerdo Paleocristiano) y aparece sobre el altar mayor una especie de triforio, que quizás fuese la celda de algún monje.

La segunda etapa se corresponde con el reinado de Ramiro I (842-850) y puede considerarse como de apogeo de la monarquía y de la arquitectura. A ella pertenecen la iglesia de Santa Cristina de Lena, la de San Miguel de Lillo y el palacio del Naranco, transformado posteriormente en la iglesia de Santa María. Los dos últimos son los restos de un programa de edificaciones del conjunto palatino del monte Naranco, situado en las afueras de Oviedo. Las crónicas de la época aluden a una iglesia, palacios e incluso unos baños, que parecen responder a una intención lúdica, una especie de villa de recreo para pasar temporadas sin alejarse mucho de la corte.

Santa María del Naranco presenta una planta rectangular y se estructura en dos pisos incomunicados entre si. El piso principal está formado por una sala rectangular cubierta por una bóveda de cañón reforzada por arcos fajones, prolongada por dos pórticos abiertos en sus lados estrechos, que constituyen dos miradores o belvederes desde los que se contemplan magníficas vistas. Los muros interiores están decorados por arcos ciegos que descansan sobre haces de columnas con decoración de sogueado, que tienen capiteles derivados del bizantino (troncopiramidal invertido). La decoración escultórica se sitúa en los capiteles y en los relieves planos situados en la caída de los arcos fajones, en las enjutas de los arcos sitúan medallones. Los arcos son de medio punto con importante peralte, lo que le da mayor altura a la luz del mismo. En el exterior, una serie de contrafuertes adosados al muro, permiten sostener los empujes de la bóveda. En el piso bajo la bóveda es muy baja, pare inspirada en la Cámara Santa de Oviedo. Como antes de ser iglesia fue palacio, parece ser que ahí se encontrarían las caballerizas o cualquier otro tipo de servicio.

Categorías: Arquitectura, Prerrománica

No hay comentarios para “Arte prerrománico. Asturiano I”