Arte

Inicio Arquitectura, Prerrománica Arte Prerrománico. El Carolingio

Arte Prerrománico. El Carolingio

Publicado por Chus

Bajo esta denominación hablamos del arte llevado a cabo durante el Imperio Carolingio (768-840), período iniciado con el reinado de Carlomagno, quien trató de justificar y afianzar su reino queriendo recuperar el glorioso pasado romano, para poder imponerse a los otros señores de su reino. Esta época pues miró hacia el pasado y terminó creando un estilo cortesano y eclesiástico, que tuvo a Roma y Oriente como fuentes principales. Al igual que habían hecho los emperadores romanos, los carolingios usarán el arte con motivos propagandísticos, de exaltación del poder, es decir, se trata de un arte áulico. Para algunos autores se trata del primer renacimiento, al tomar a Roma como modelo, claro que debemos tener en cuenta que en ese momento se produce una cierta confusión entre lo romano y lo bizantino. Además no debe desdeñarse en la gestación de este estilo la influencia islámica.

capilla-palatina-aquisgran.jpg

Se utiliza tanto la planta basilical como la central, y en algunos de sus edificios se acusa claramente el crucero, que había nacido tibiamente en las basílicas paleocristianas. Dicho crucero aparece alumbrado con una torre linterna, ya que posee aberturas o ventanas para iluminar el espacio interior. Además proliferan los ábsides contiguos, que prefiguran la cabecera cluniacense que triunfará en el Románico. Utilizan arcos perpiaños, que refuerzan transversalmente la bóveda y también aparece el deambulatorio, prolongando las naves laterales por detrás del altar mayor. Otro de los elementos destacados es el pilar compuesto, ya que al núcleo poligonal, comienzan a adosarle diversos elementos. Por toda esta serie de características, algunos autores consideran al arte carolingio como al más claro precedente de la arquitectura románica.

Entre los edificios conservados destaca sobre todos, la Capilla Palatina de Aquisgrán realizada en el 805 por Odón de Metz, que supuso el trasplante al reino franco del modelo bizantino de San Vital de Rávena. Se trata de una capilla poligonal, de 16 lados en el exterior y 8 en el interior, que vienen determinados por los 8 pilares que sostienen la cúpula. Es característico de esta arquitectura el uso del arco diafragma, que es el que soporta un trozo de muro. Esta iglesia tiene tribuna para uso del Emperador, suponiendo el ejemplo más antiguo de iglesia de corte en occidente, inspirada en la bizantina de Santa Sofía de Constantinopla. En cuanto al concepto espacial, es de destacar el impulso vertical que se consigue, que va a tener un claro reflejo en la arquitectura medieval europea. Decir también que las bóvedas aparecen cubiertas de mosaicos dorados, lo que nos vuelve a remitir a la influencia bizantina.

La iglesia del monasterio de San Riquier (Céntula) presenta el prototipo de fachada monumental antecesora del románico, con dos torres laterales. Se trata de una fachada – pórtico, un cuerpo a los pies del templo con dos torres a los extremos, que actúan como escalera para subir a la tribuna, que se abre al interior y al exterior con diversos arcos. Este edificio nos muestra el característico elemento carolingio del macizo occidental.. La abadía de Corvey en Sajonia, presenta una fachada monumental similar, que antecede al Románico

Categorías: Arquitectura, Prerrománica