Arte

Inicio Arquitectura, Barroca Conjunto Versalles (II parte)

Conjunto Versalles (II parte)

Publicado por Laura Prieto Fernández

Dentro del conjunto palaciego de Versalles sus jardines adquieren una gran importancia. Cubren una superficie de unas 800 hectáreas y están diseñados siguiendo el estilo de jardín francés es decir, una jardín de tipo parterre en el que los mantos florales quedan delimitados por espacios empedrados o ocupados por planta de porte arbóreo.

André Le Notre fue el principal paisajista que trabajó en el conjunto y sin embargo arquitectos como Le Vau también desarrollaron importantes proyectos dentro de este paraje. El trabajo más importante de Le Vau fue La Gruta de Tetis, en la zona norte del gran palacio, en ella se desarrolla una iconografía de exaltación monárquica a través de elementos que remiten al sol.

En la segunda mitad de la década de los 60 se prestó especial atención al proyecto paisajístico de Versalles, durante esta etapa se desarrollaron números proyectos que englobaban fuentes y jardines, entre los más destacables se encuentran los conjuntos de El estanque de Latona obra de Le Notre y esculturas en las fuente de los hermanos Marcy o El estanque de los abetos que posteriormente pasaría a ser el de Neptuno. En todos ellos la iconografía apolínea y la temática solar remiten a la grandilocuencia del Rey Sol.

En una tercera etapa de la construcción André Le Notre fue sustituido por Jules Hardouin-Mansart, quien llevó a cabo un estilo mucho más arquitectónico que naturalista. Mansart realizó algunos cambios en las estructuras creadas por Le Notre, sobre todo en las zonas boscosas de mayor envergadura.

A comienzos del S.XVIII y como reflejo de la inestabilidad que caracterizó los últimos años del reinado de Luis XIV apenas hubo algunos cambios en los jardines del conjunto.

El gran palacio y sus maravillosos jardines se complementan a través de dos construcciones más: El Grand Trianon y El Petit Trianon. El primero fue encargado por el monarca a Luis Le Vau con la intención de poder retirarse de la vida de la corte en compañía de su amante Madame de Montespan. Le Vau planteó un edificio recubierto de porcelana de Delft, sin embargo la fragilidad del material hizo que su construcción no fuera posible. El proyecto quedó en el aire durante algún tiempo hasta que Mansart se hizo cargo del proyecto realizando un edificio de mármol en el que se aúnan elementos italianizantes con un estilo francés de lo más clasicista.

Por su parte El Petit Trianon o Pequeño Trianon fue construido en el siglo XVIII y encargado por el monarca Luis XV como obsequio a su esposa María Antonieta. El palacio fue diseñado por Ange-Jacques Gabriel siguiendo el modelo neoclasicista. Realiza las cuatro fachadas completamente distintas no obstante el conjunto en sí adquiere una gran unidad debido a su elegancia, perfección y belleza.

El conjunto palaciego de Versalles es sin duda uno de los más famosos y admirados, tanto la construcción del palacio principal como las edificaciones posteriores, así como sus jardines y fuentes son de una calidad artística y belleza inigualables. El conjunto entero fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979.

Categorías: Arquitectura, Barroca