Arte

Inicio Arquitectura, Contemporánea Crystal Palace, Paxton

Crystal Palace, Paxton

Publicado por Laura Prieto Fernández

El Crystal Palace o Palacio de Cristal es una de las obras más emblemáticas de la arquitectura del siglo XIX; esta enorme construcción data de 1850 – 1851 y fue realizada para la Exposición Universal celebrada en Londres en 1851. Si bien la historia de las exposiciones nacionales se remonta mucho más allá en el tiempo, la exposición de Londres fue la primera en tener un carácter universal. Durante el siglo XIX afloraron por todo el mundo un buen número de exposiciones universales donde los países exhibían su capacidad técnica e industrial, en este contexto las arquitecturas que surgieron en relación a estos eventos tenían un marcado carácter de modernidad e innovación como se puede apreciar en la famosa Torre Eiffel o el Crystal Palace de Paxton.

Crystal_Palace_from_the_northeast_from_Dickinson's_Comprehensive_Pictures_of_the_Great_Exhibition_of_1851._1854

Esta construcción arquitectónica ha reflejado perfectamente el espíritu de la sociedad inglesa del siglo XIX y en ella se plasman todos los ideales de progreso y desarrollo surgidos tras la Revolución Industrial.

La comisión encargada de elegir la el proyecto para Londres pudo valorar casi 250 proyectos pero todos ellos resultaban inviables por su carácter perecedero y no renovable; la comisión pretendía encontrar una arquitectura que una vez finalizada la exhibición, pudiese encontrar un nuevo uso. Quizás por ello la propuesta del paisajista ingles Joseph Paxton (1803 – 1865) resultase tan interesante al comité, el proyecto parecía ideal para la Exposición Universal sin embargo el encargo ya había sido adjudicado a los contratista Fox y Henderson por lo que el inglés hubo de asociarse con éstos para crear un proyecto en común.

En realidad la técnica utilizada para levantar el famoso Palacio de Cristal ya era muy conocida, el propio Paxton la utilizaba habitualmente para construir invernaderos; la estructura tan sólo se levantaba a base de placas de vidrio ensambladas con elementos metálicos de manera que todos los elementos utilizados eran realizados en serie desde diferentes fábricas de Inglaterra y posteriormente trasladados hasta Hyde Park donde se levantó la construcción. De esta manera una imponente masa de cristal y hierro se levantaba con una nave central de más de medio kilómetro de largo y casi doscientos metros de ancho; la nave era atravesada por un transepto cubierto por bóveda de medio punto mientras que la estructura principal se cubría con bóvedas escalonadas. La estructura interior estaba compuesta por cerchas y columnas de hierro que sustentaban las placas de vidrio que cerraban la composición y que permitían crear un espacio diáfano y conexionado con el exterior a la vez que se protegía a los visitantes de las inclemencias meteorológicas.

El Crystal Palace supuso una verdadera revolución arquitectónica al combinar por primera vez y de una manera muy acertada la ingeniería con la arquitectura, desde entonces ambas disciplinas trabajaran parejas para dar lugar a espectaculares obras arquitectónicas; además la construcción de Londres ha sido el germen de una nueva tipología arquitectónica muy popular, los recintos feriales.

Tras la Exposición Universal la construcción fue trasladada –bajo la supervisión de su autor- desde Hyde Park hasta Upper Nortwood, donde permaneció hasta que la pieza fue destruida completamente en un incendio acaecido en 1936.

Categorías: Arquitectura, Contemporánea