Arte

Inicio Arquitectura, Vanguardias Artísticas del siglo XX Edificio Prudential Guaranty, Sullivan

Edificio Prudential Guaranty, Sullivan

Publicado por Laura Prieto Fernández

El edificio Prudential Guaranty del arquitecto Louis Sullivan es una de las obras que muestran de manera más relevante la nueva concepción arquitectónica que marcará las construcciones del siglo XIX y XX. Tras el incendio acaecido en la ciudad de Chicago en 1871, aparecen nuevas concepciones y escuelas arquitectónicas entre las que destaca sobremanera la famosa Escuela de Chicago de la que Sullivan se convertirá en el máximo exponente. La arquitectura de Sullivan está configurada a través de dos máximas indispensables: el uso de nuevos materiales que posibiliten la construcción en altura aprovechando al máximo el poco espacio del que se disponía en la ciudad y la creación de formas supeditadas a la función del espacio como eco de un funcionalismo llevado a su punto álgido.

399px-Edificio_Prudential_Guaranty_12

En torno al año 1890 el petrolero L.Taylor adquirió un pequeño solar en el centro de la ciudad de Búfalo con el fin de situar allí sus oficinas. Lamentablemente Taylor falleció antes incluso de que el proyecto estuviese completamente terminado y el solar pasó a manos de la empresa de construcción Guaranty. Louis Sullivan (1856 – 1924) que ha sido considerado como uno de los mejores arquitectos de la época y que por entonces estaba asociado con Dankmar Adler, se hizo cargo del proyecto planteando un edificio que se alejase de los tradicionales “rascacielos” que se estaban levantando en aquel momento -edificaciones que enmascaraban su verticalidad en fachadas horizontales- con un formato más vertical que horizontal.

El edificio cuenta con una planta en forma de U y verticalmente aparece dividido en cuatro secciones que se superponen en distintos niveles: en el nivel inferior encontramos el sótano que se sitúa bajo el nivel del suelo y alberga las calderas; el primer nivel está destinado a albergar tiendas y otros elementos comerciales con lo que los espacios son luminosos y diáfanos con grandes cristaleras que atraen al público. El tercer nivel está ocupado por el cuerpo de oficinas que se abren al exterior a través de una sucesión de vanos rectangulares mientras que el último nivel, es un ático que alberga la maquinaria de los ascensores y que se abre al exterior por óculos.

Pese a que cada uno de los niveles que conforman el edificio está relacionado con la función que se le ha destinado el conjunto ofrece una gran armonía que hacen del Prudential Guaranty uno de los edificios más bellos más bellos de la ciudad. La fachada del exterior ha sido realizada en terracota y decorada con múltiples motivos florales inspirados en la estética modernita mientras que la estructura interna del edificio fue realizada en acero.

A lo largo del Siglo XX la construcción sufrió graves deterioros e intervenciones poco acertadas para su restauración que no hicieron más que empeorar la situación del que un día había sido uno de los signos de la prosperidad de Búfalo. Finalmente en 1975 el edificio fue declarado Sitio Histórico Nacional y en 1998, la construcción fue sometida a una cuidadosa restauración que le devolvió su esplendor original.

Categorías: Arquitectura, Vanguardias Artísticas del siglo XX