Arte

Inicio Arquitectura, Roma Foro de Trajano

Foro de Trajano

Publicado por Laura Prieto Fernández

El conocido como Foro de Trajano es una de las obras más conocidas y destacadas de la historia del Imperio Romano. Fue levantado entre los años 107 y 112 d.C. durante el mandato del emperador Trajano aunque parece ser que las primeras excavaciones se realizaron con anterioridad en la época del emperador Domiciano.

El foro o fórum magnum era uno de los elementos más destacados de las ciudades romanas; se trataba de la zona más destacada de la urbe en torno a la cual se disponían las edificaciones más importantes y bullía en actividad comercial y cultural. A lo largo de la historia del imperio romano los dirigentes del imperio mandaron levantar foros en su nombre que a menudo simbolizaban el poder de su persona y su mandato. Así el foro de Trajano es el último de los grandes foros levantados en la época romana.

Foro_de_Trajano-planta

Parece ser que la obra fue subvencionada con el oro que el emperador consiguió en la conquista de la Dacia y encargada al arquitecto Apolodoro de Damasco. Cuando comenzó su construcción apenas quedaba espacio libre en el denominado como valle de los foros por lo que la única solución al respecto para construir la magnánima obra de Trajano fue unificar el espacio de los foros con el Campo de Marte derribando parte de las Murallas Servianas.

Si bien podemos encontrar algunas analogías entre el Foro de Trajano y su vecino el Foro de Augusto, Apolodoro de Damasco se inspiró principalmente en los campamentos romanos para crear una nueva tipología. De esta manera, se dispuso una plaza rectangular de doscientos metros de anchura y más de ciento veinte metros de profundidad. El acceso principal del foro se encontraba en la zona sur y se realizaba a través del imponente arco de triunfo de Trajano.

En el lado opuesto, en la zona norte, el emperador mandó colocar una basílica, la Basílica Ulpia que con sus 170 metros de longitud y los más de 50 metros de largo es la basílica romana más grande que ha llegado hasta nuestros días. La basílica estaba destinada para impartir justicia; se trata de un espacio divido en tres naves con la nave central más ancha que las laterales y separada de las mismas por columnas de mármol. El conjunto se remata con dos exedras situadas en los lados cortos del rectángulo. El acceso a la basílica estaba formado por tres cuerpos longitudinales en los cuales la zona central se configura con tres arcadas y los laterales por un arco sencillo.

Tras la basílica se encontraba la magnífica columna con relieves helicoidales e historiados que narraban las victorias del emperador contra los dacios y que en la actualidad es uno de los monumentos más representativos de la historia de Roma, La Columna Trajana.

Siguiendo el mismo esquema de los campamentos militares el emperador dispuso dos bibliotecas en el foro mientras que en el noroeste del conjunto se encontraba el Templo del Divino Trajano y la Divina Plotina levantado por el emperador Adriano en torno al año 121.

Categorías: Arquitectura, Roma