Arte

Inicio Arquitectura, Islámica Gran Mezquita de Damasco

Gran Mezquita de Damasco

Publicado por A. Cerra

Éste es uno de los grandes monumentos mandados construir durante el periodo en que reinó la dinastía Omeya, y concretamente esta mezquita se levantó a comienzos del siglo VIII durante la época de Walid I.

La ciudad siria de Damasco había sido conquistada por los musulmanes en el año 635, y para construir su gran templo de oración se eligió remozar la anterior basílica cristiana de san Juan Bautista, que a su vez estaba levantada sobre un templo romano dedicado al dios Júpiter.

Gran Mezquita de Damasco

Gran Mezquita de Damasco

Hasta el año 707 convivieron en el mismo espacio la fe cristiana y la musulmana, pero por mandato de los gobernantes omeyas en ese año se convirtió definitiva y exclusivamente en mezquita, derribando para ello la basílica cristiana.

De esta forma en su interior se creó una sala de oraciones dividida por tres naves paralelas a la quibla, con otra nave transversal que las corta por la mitad. Al sur se situó el mihrab, y los antiguos campanarios se transformaron en alminares.

Junto a la sala de oraciones se abrió un amplio patio, donde aparece una gran puerta monumental de acceso a la sala de oraciones. Todo este patio tiene en sus laterales unas galerías corridas con arcos, cuyos soportes se alternaban en forma de pilar y en forma de columna, y en las naves cortas esa galería de arcadas es de doble altura, aunque el espacio en realidad no tenga dos pisos.

También en la sala de oraciones el espacio queda fragmentado por arcos sostenidos por columnas de basa ática y capitel de origen corintio.

El templo que hoy vemos no es exactamente igual al original, ya que sufrió un terrible incendio en 1893, y la reconstrucción que se hizo no fue totalmente fiel con el edificio antiguo. De hecho, se sabe que antiguamente en el interior de la mezquita llegó a haber 4500 metros cuadrados de mosaicos, pero hoy en día solo se conservan fragmente de todo ese conjunto.

Se trata de mosaicos de un estilo muy naturalista, y sobre los cuales los investigadores tienen diversas teorías en cuanto a su interpretación, ya que según algunos autores en muchos de estos mosaicos se representaban ciudades de toda la región mediterránea, mientras que para otros historiadores serían mosaicos de carácter documental.

Dada su temprana fecha de construcción, en años de las dos primeras décadas del siglo VIII, concretamente entre el 707 y el 715, la Gran Mezquita de Damasco es el primer edificio musulmán que traduce a una escala ciertamente monumental el modelo de todas las mezquitas posteriores, aquella primera mezquita que se construyó en la ciudad santa de Medina, lugar marcado por la presencia histórica del profeta Mahoma. Y no solo ese es su gran logro artístico y arquitectónico, ya que hay que tener en cuenta que sus artífices supieron adaptar con gran maestría partes y diversos elementos de los edificios precedentes de origen romano y cristiano.

Categorías: Arquitectura, Islámica