Arte

Inicio Arquitectura, vanguardia La casa Farnsworth, Mies Van der Rohe

La casa Farnsworth, Mies Van der Rohe

Publicado por Laura Prieto Fernández

La casa Farnsworth es una de las obras más representativas del conocido arquitecto Mies Van der Rohe. Mies Van der Rohe se ha perfilado como una de las más destacadas de la arquitectura del S.XX y la neutralización de nuevos materiales constructivos. Sus obras se caracterizan por la elegancia que le otorgan las líneas rectas y los volúmenes es simples, en este caso la Casa Farnsworth se perfila como un ejemplo inigualable de vivienda unifamiliar en la que se observan las características típicas de este arquitecto.

descarga


La vivienda se encuentra en Estados Unidos en Pleno Illinois, fue encargada por la doctora Edith Farnsworth y data de entre 1945 y 1951. Parece ser que esta construcción fue el proyecto de la vivienda lo que más tiempo llevó al arquitecto desde 1945 a1950 ya que la construcción en sí tan solo le llevó un año.

Durante este periodo la relación entre el arquitecto y su cliente se fue deteriorando (algunos rumores apuntan que fue debido R relación amorosa que ambos mantenían).
Sea como fuese lo cierto es que la doctora Farnsworth denunció a Van der Rohe por mala praxis y aunque esta perdió el litigio el arquitecto tuvo que luchar durante mucho tiempo por cobrar los 73.000$ de la obra y terminó el proyecto sin el beneplácito de su clienta.

La casa está ubicada en un entorno natural en el que el arquitecto ha tratado de intervenir lo menos posible de manera que no hay caminos de acceso a la vivienda sino que ésta se encuentra en medio la naturaleza formando parte de ésta e interactuando con el medio. La composición esta lograda a través de volúmenes sencillos: dos piezas rectangulares de vidrios se superponen formando la estructura del hogar. Ambas se sustentan gracias a los pilares de hormigón y acera que elevan la construcción y ofrecen al espectador una sensación de ingravidez; parece que la obra de Mier Van der Rohe flotara en medio del bosque como sostenida por un equilibrio natural.

La casa Farnsworth es uno de los mejores ejemplos de arquitectura minimalista; los elementos (tanto constructivos como decorativos) se han reducido a su máxima expresión. Las formas y volúmenes destacan por su sencillez y elegancia. Las paredes son de vidrio de manera que la casa se ofrece como una especie de balcón para el espacio circundante; pero el mismo efecto ocurre al contrario, desde el exterior se puede atisbar todos los rincones de la casa. Una solución que si bien es completamente decorativa resulta funcional para una vivienda.

Otros problemas surgieron en la construcción de la vivienda como el reducido número de ventanales por las que ventilar o las continuas crecidas del río. Un aspecto con el que, si bien el arquitecto ya tenía en mente al elevar la construcción metro y medio del suelo, no se pudo controlar y en diversas ocasiones acabó inundando la vivienda y causando algunos desperfectos.

En 1972 la familia Farnsworth vendió la vivienda a Peter Palimbo quien en 2003 la volvió a vender esta vez a una Asociación Cultural de modo que actualmente se puede visitar y acceder a su interior.

Categorías: Arquitectura, vanguardia