Arte

Inicio Arquitectura, Arte Rupestre La ciudad de Petra (I)

La ciudad de Petra (I)

Publicado por Laura Prieto Fernández

Sin ningún género de dudas la antiquísima ciudad de Petra es uno de los enclaves arqueológicos más importantes descubiertos hasta el momento tanto por la belleza de sus edificaciones como por la calidad técnica con la que éstas fueron ejecutadas.

Su nombre remite precisamente a que, la antigua capital del reino nabateo en el VI a. C., estaba excavada literalmente dentro de la roca y protegida por una muralla con nichos excavados en las paredes y decorados con esculturas. Sin embargo el origen la ciudad se remonta aún varios siglos atrás ya que ésta fue fundada por los edomitas en torno al siglo VII a.C. En el siglo VIII d. C. los continuos movimientos sísmicos de la zona hicieron que los habitantes abandonasen Petra debido a los constantes derrumbes, la ciudad cayó en el olvido hasta que en el siglo XIX el arqueólogo Johann Ludwig Burckhardt encontró y revalorizó éste magnífico enclave arqueológico.
La ciudad se encuentra ubicada en el valle la Aravá y el acceso se realizaba por un estrecho desfiladero conocido como Siq.

fachada_petra

La ciudad de Petra refleja fielmente la evolución de su pueblo: las construcciones más antiguas son, a su vez las más primitivas, sencillas cámaras que se utilizaban como habitación quizá influenciadas por las construcciones mortuorias de pueblos sirios que los nabateos pudieron conocer.

Las obras arquitectónicas no se disponían en torno a la calle sino en terrazas y la disposición de las calles siguió los derroteros del valle hasta la invasión romana, cuando se construyó una calle principal.

En la arquitectura de Petra se observa la asimilación de las formas estilísticas que se desarrollaron en la cuenca del Mediterráneo. En torno al siglo I d. C. debieron de aparecer las primeras arquitecturas de carácter monumental y poco tiempo después se produjo una asimilación de los elementos decorativos más típicos de la arquitectura helenística que se conjugaban con decoraciones de palmetas, rosetas o elementos geométricos más primitivos.
La dualidad de culturas se hace aún más patente en Petra al contemplar los espacios interiores de las construcciones, si el exterior es eminentemente helénico los espacios interiores, abiertos en torno a un patio y con suelos de azulejo, son profundamente árabes.

Sin ningún género de dudas la imponente construcción llevada a cabo en esta ciudad de Jordania es aún hoy una de las mejores obras de arquitectura e ingeniería desarrolladas por el hombre. Las arquitecturas más relevantes de Petra son los hemisfeos, construcciones excavadas en el interior de la piedra con una monumental fachada de acceso en la zona exterior; a este tipo se corresponden obras como el Khazné o el monasterio Deir.

Destacan igualmente en la ciudad los baétryles, conjunto de piedras en disposición vertical que indicaban la presencia de un dios.

El seis de diciembre de 1985 la ciudad de Petra entró en la lista de Patrimonio de la Humanidad realizada por la Unesco, en 1993 fue designada como parque arqueológico nacional y más recientemente en el 2010 fue declarada como una de las siete maravillas del mundo moderno.

Categorías: Arquitectura, Arte Rupestre