Arte

Inicio Arquitectura Mada’in Saleh

Mada’in Saleh

Publicado por A. Cerra

La cultura nabatea se desarrolló enormente gracias a las vía comerciales que se establecieron en la Antigüedad entre el Mediterráneo oriental y el corazón de Asia. Gracias a eso nos ha dejado una ciudad excavada en la roca convertida en una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Nos referimos a Petra, en territorio de Jordania.

Ruinas de Mada in Saleh

Sin embargo, los nabateos al sur de sus tierras excavaron otro lugar realmente impresionante y mucho menos conocido que el famoso sitio turístico jordano. Es la antigua ciudad de Mada’in Saleh, la cual es espectacular, pero al encontrarse dentro de Arabia Saudi, durante mucho tiempo ha pasado absolutamente desapercibida para gran parte del mundo.

Los nabateos la denominaron Hagra. Si bien antes que ellos ya la poblaría el pueblo de los lihyanitas y de los thamudis, de estos últimos los arqueólogos han hallado vestigios todavía más antiguos y que se pueden datar de hace más de cuatro mil años.

De alguna forma, Hagra o Mada’in Saleh se convirtió en la capital del sur para los nabateos, durante su periodo de máximo apogeo entre el siglo I antes de Cristo y el II de nuestra Era. En este caso, como parada imprescindible en las rutas comerciales entre la Península Arábiga y las tierras del Próximo Oriente más cercanas al mar Mediterráneo.

Los nabateos fueron los que crearon las increíbles cavidades que pueden superar los 16 metros de altura en el interior de los grandes bloques de roca. En su mayoría son fantásticas tumbas para las que se labraba unas imponentes fachadas. Los historiadores han documentado más de 100 de estos monumentos funerarios. No obstante, a lo largo de varios kilómetros de desierto no solo se han contabilizado y estudiado tumbas, también están los restos de construcciones defensivas y los vestigios de cisternas para el imprescindible almacenamiento de agua.

El paisaje desértico de Mada in Saleh

Lo cierto es que es un lugar no muy conocido y no es fácil visitarlo, pero los historiadores y los pocos afortunados que lo han visitado dicen que está incluso mejor conservada de Petra, con la que tantas similitudes artísticas tiene. Pero aquí los restos han sufrido una menor erosión. Y por supuesto la menor afluencia de turismo también ayuda a su conservación. Por todo está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el primer lugar con semejante galardón en Arabia Saudi.

Además es muy posible que siga dando sorpresas, ya que se prosiguen los trabajos arqueológicos en su superficie.

Categorías: Arquitectura