Arte

Inicio Arquitectura, Islámica Mezquita de Kairouan

Mezquita de Kairouan

Publicado por A. Cerra

Este histórico templo musulmán de la ciudad tunecina de Kairouan también es conocido por los fieles como el nombre de mezquita de Sidi Uqba, el nombre del gran conquistador de este territorio que llegó aquí en el año 670.

Lamentablemente, hoy en día, no queda nada de la mezquita original, y lo más antiguo del conjunto que se conserva data del año 724, y se trata de la base del alminar que se realizó en piedra sillar muy bien trabajada, que da forma a una base de planta cuadrada que se adosa al muro interior del patio.

Mezquita de Kairouan

Mezquita de Kairouan

Prácticamente todo lo que hoy podemos ver fue construido durante el siglo IX, a lo largo de tres fases constructivas.

La primera correspondería al gobierno del emir Ziyadat Allah, en el año 836, quién mandó derruir todo lo anterior e impulsó la construcción de todo el recinto exterior del templo, así como los dos primeros cuerpos del alminar.

La segunda ya sería en el 862, durante el gobierno del emir Ibrahim I, el cual concentró sus esfuerzos constructivos en levantar la zona del mihrab, así como mando instalar el minbar.

Y por último, en el año 875, el emir Ibrahim II fue quién encargó la ampliación en dos tramos de la sala de oraciones.

En cuanto a los pórticos del patio ya son de fechas posteriores. Mientras que en el 1124 se construyeron las puertas laterales y el tercer y último cuerpo del alminar. Y por cierto, dadas las diferentes fechas de la edificación, este alminar no se encuentra en eje con la nave central, ya que la base del alminar data de la época de dominio de los omeyas.

En la mezquita de Kairouan se ve el ejemplo más antiguo de una sala de oraciones en forma de T, algo típico de la arquitectura abbasi. Se trata de una sala de oraciones compuesta por 17 naves en sentido perpendicular al muro de la qibla, de las cuales la central destaca por su tamaño, incluso al exterior. Pero también hay tres naves transversales, una cercana al muro de la qibla que sería el crucero, otra hacia el centro de la sala de oraciones, y una tercera más próxima al patio.

Para la separación de todas estas naves se usa el arco de herradura, cuyo nacimiento parte de capiteles reutilizados de épocas anteriores.

Durante la segunda fase de su construcción se levantó una cúpula sobre trompas en el espacio de intersección entre la nave central y el crucero. Esta cúpula tendría su equivalente en la tercera fase de construcción cuando se creó otra en el inicio de la nave central. De este modo se creó una estructura constructiva a base de una sala de oraciones en forma de T y dos cúpulas, un modelo que posteriormente pasaría al arte auspiciado por la dinastía fatimí, desarrollado sobre todo en Egipto en los siglos siguientes pero también en tierras del norte de África e incluso en la península Arábiga.

En definitiva, la mezquita de Kairouan es un edificio muy importante para la arquitectura musulmana, para empezar por ser el templo más importante de una de las ciudades santas del Islam, y además combina elementos de diferentes tradiciones como las omeyas o las abbasies, así como anticipa formas posteriores como el arte fatimí.

Categorías: Arquitectura, Islámica