Arte

Inicio Arquitectura Monasterio de Gelati

Monasterio de Gelati

Publicado por A. Cerra

El monasterio de Gelati es uno de los principales monumentos de Georgia. Se trata de un monasterio de la religión ortodoxa que remonta sus orígenes a los comienzos del siglo XII, ya que se tiene constancia de que fue fundado por el rey David el Constructor en el año 1106. Por cierto, este monarca conocido como David IV (1073 – 1125) es uno de los más destacados de la historia de ese país, ya que consiguió unificar Georgia, echó de su territorio a los turcos y promovió con enorme éxito la cultura cristiana, motivo por el que fue canonizado por la iglesia ortodoxa.

Monasterio de Gelati

El monasterio se halla muy cerca de la ciudad de Kutaisi, la segunda del país y donde también están otros grandes hitos de la arquitectura local como la Catedral de Bagrati, y ambos edificios están declarados Patrimonio de la Humanidad.

En el caso del monasterio esa categoría se debe a su historia como importante centro cultural georgiano, pero también por las joyas artísticas que aquí se conservan, tanto de índole arquitectónica como en pinturas murales e incluso por los manuscritos históricos, de entre los siglo XII y XVII que se guardan en su biblioteca.

El conjunto se compone de tres iglesias construidas en épocas distintas, y conforme iba creciendo en importancia la institución. Por un lado está el templo más antiguo del siglo XII que es la iglesia de la Virgen. A ella se le sumó un nuevo templo en la siguiente centuria, el cual está bajo la advocación de San Jorge. Y por último está la iglesia de San Nicolás que ya es del siglo XIV. Y afortunadamente en ellas se están recuperando las pinturas al fresco de la misma época en que se levantaron las construcciones.

Pinturas del interior del monasterio de Gelati

Son pinturas que resumen en sí las características más habituales del arte ortodoxo, donde los iconos evocan siempre el arte bizantino. No obstante, de todas las pinturas murales seguramente las más valiosas e impresionantes son las que hay en los techos y paredes de la iglesia de Santa María. Allí se distinguen una imagen de la Virgen con el Niño, ambos acompañados por dos arcángeles, y que son de lo más antiguo del monasterio de Geli, ya que los investigadores la datan en la primera mitad del siglo XII.

Además también se guardan varias tumbas reales, dada la vinculación del monasterio con la monarquía que gobernó Georgia durante siglos. Entre esas tumbas está la del propio rey David IV. Es decir que estamos ante un importante conjunto monumental, el cual a su vez se protegió por todo un amurallamiento, que también incluía la llamada Academia que antaño acogía a lo más selecto de la intelectualidad y la ciencia de este país euroasiático.

Categorías: Arquitectura