Arte

Inicio Arquitectura, Románica Monasterio Santa María de Valbuena

Monasterio Santa María de Valbuena

Publicado por Laura Prieto Fernández

El monasterio de Santa María de Valbuena es un conjunto monástico de la orden del cister que se ubica en la provincia de Valladolid, en la meseta Castellanoleonesa. El conjunto fue fundado en torno al XII y actualmente es la sede de la conocida fundación de patrimonio eclesiástico Las Edades del Hombre.

En sus orígenes el monasterio fue levantado bajo el patrocinio de la nieta del conde de Ansúrez, doña Estefanía de Armengol, quién dejó el gobierno del monasterio en las manos de monjes benedictinos llegados desde una congregación francesa de Bernoda con la intención de repoblar el lugar abandonado tras la invasión musulmana.

Valladolid_monasterioValbuena01_lou

En el conjunto monástico se hace patente la rectitud y la austeridad impuesta en el cister tras la reforma de San Benito; la construcción sigue la austeridad estética que la orden impuso en Francia reduciendo al máximo los elementos decorativos del conjunto.

La iglesia es de planta de cruz latina con crucero muy desarrollado y cabecera tripartita. En la zona de las naves, la nave central es más ancha y alta que las laterales y se separa de éstas a través de arcadas apoyadas en gruesas columnas cruciformes que reciben el peso de la bóveda de crucería con la que se cubre el templo. A los pies se añadió un pequeño coro del siglo XVI que hace que el primer tramo de la nave quede dividido en dos alturas diferentes, de la que destacaremos la inferior cubierta con una bóveda de terceletes típica de la región castellana. En el crucero destaca la sencilla cúpula que se eleva elegantemente sobre un tambor hexagonal y que otorga verticalidad a todo el conjunto.

En la cabecera destaca un magnífico retablo de época barroca que ha sido atribuido a Pedro de Correas y que dataría del siglo XVIII. En realidad el retablo está formado por dos conjuntos independientes: por un lado, el retablo en sí que se superpone a las gruesas paredes de sillería que forman la capilla central y de manera independiente, dominando la composición, encontramos un fantástico baldaquino que está dominado por la imagen de la Virgen María sobrevolada por un ángel que se dispone a coronarla. El conjunto parece completarse con las esculturas de Bernardo de Claraval, Pedro Damián , Ildefonso de Toledo y por último San Anselmo de Canterbury. La belleza del retablo atribuido a Correas es indudable, pero su magnificencia y carácter teatral se acentúa aún más debido a la sencillez que lo rodea.

En el conjunto monástico de Valbuena destaca igualmente, un claustro de doble altura reforzado por gruesos contrafuertes en el patio interior. La zona inferior del claustro dataría del siglo XIII, y está formada por arcadas apuntadas que recogen en su seno tres arcos de medio punto apoyados en columnas pareadas con capiteles que han sido ricamente labrados y que recuerdan al estilo del cercano monasterio de Santo Domingo de Silos en la provincia de Burgos. La zona superior del siglo XVI, se abre al patio a través de arcadas más simples, esta vez de medio punto, apoyadas en columnas y cuya decoración se ha reservado para las enjutas de los arcos -con clípeos de personajes famosos- y motivos vegetales que decoran el intradós de los arcos así como los antepechos.

Categorías: Arquitectura, Románica