Arte

Inicio Arquitectura, Egipto Pirámides de Dahshur

Pirámides de Dahshur

Publicado por A. Cerra

Sin duda las pirámides más famosas del Antiguo Egipto son las de Gizeh, pero hay otras repartidas por lo que fueron las tierras de los faraones. Unas de ellas son las denominadas Pirámides de Dahshur, y se trata de una pareja de construcciones llamadas la Pirámide Quebrada y la Pirámide Roja.

Pirámide Quebrada de Dahshur

Pirámide Quebrada de Dahshur

Fueron mandadas construir por el faraón Snofru, durante el periodo del Imperio Antiguo. Concretamente el faraón Snofru fue el primer dignatario real de la IV Dinastia de Egipto. Al tratarse de unas construcciones tan antiguas, se puede observar como los artífices de estas obras todavía no tenían completamente dominada la técnica para lograr unas formas piramidales perfectas.

De hecho, la conocida como Pirámide Quebrada tiene hacia la mitad de su altura un brusco cambio en el ángulo de inclinación, como si hubiera un error en el diseño o se hubiera decidido acabarla más rápido de lo necesario. Sin embargo, también hay otras teorías de los investigadores que proponen que tal vez esa forma se realizó intencionadamente. Porque en su interior hay dos cámaras independientes, e incluso en las paredes bajas del templo de la misma época construido en el valle igualmente se observan dos inclinaciones diferentes. Por lo que tal vez, con ese doble ángulo se quiso plasmar algún tipo de dualidad.

Por cierto, en cuanto a las cámaras funerarias que alberga la pirámide. No son cámaras subterráneas, sino que están en el corazón de la pirámide. Lo cual representa un hito constructivo muy importante, ya que se trata de espacios huecos que han de soportar un peso inmenso, y para ello se recurre a cubiertas con un rudimentario abovedamiento realizado por la aproximación de hiladas.

Respecto al templo citado, hay que decir que el conjunto de Dahshur ya muestra el complejo que a partir de entonces se construyó en este tipo de obras funerarias y religiosas. Es decir, se ve un templo en el valle del que parte una calzada ritual para llegar hasta el templo de las ofrendas y que finalmente comunica con la pirámide que sería la tumba del faraón.

Y si la Pirámide Quebrada tiene la particularidad de esa doble angulación, en el caso de la Pirámide Roja está considerada la primera que presenta la forma tipo de las pirámides que se construyeron durante las siguientes dinastías faraónicas. No obstante, no se trata de una pirámide perfecta, y todavía muestra un perfil excesivamente achaparrado y no tan armonioso con las obras posteriores.

Sin embargo, pese a esa forma, se trata de un conjunto muy importante para ver la evolución de las pirámides egipcias, ya que antes de éstas, se trata de pirámides escalonadas, y aquí es la primera vez que se construyen lisas. Algo que se relaciona con que por aquellos tiempos cada vez eran más importantes los sacerdotes de Heliópolis y su culto al dios Ra, o sea, una religión cada vez más vinculada con la teología solar.

Según esto, las pirámides representarían rayos petrificados. Mientras que el faraón es un personaje que cada vez es más divino y menos humano, y para su tumba se va eligiendo una forma más abstracta, perfecta, sin igual en la naturaleza, al mismo tiempo que transmite una sensación de rigidez y de frialdad.

Categorías: Arquitectura, Egipto