Arte

Inicio Contemporánea, Escultura La colmena de Kew Gardens

La colmena de Kew Gardens

Publicado por A. Cerra

Kew Gardens, a más o menos media hora del centro de Londres es un verdadera joya de la jardinería, ya que desde sus modestos orígenes en 1759 hasta la actualidad han alcanzado un importante desarrollo de hasta 134 hectáreas y también un importante reconocimiento ya que se trata de un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La colmena de Kew Gardens

En ellos, no solo llaman la atención sus hermosas zonas verdes cuidadas de forma continua por unos 80 jardineros, sino que también hay interesantes muestras artísticas de varias épocas y estilos. Algunas históricas como la Casa de la Palmera que es un invernadero de estilo victoriano o la Gran Pagoda que se trata de un elevado mirador construido en el siglo XVIII y cuya arquitectura recuerda a las formas orientales.

Pero también hay otras construcciones mucho más modernas, como la alta pasarela que sobrevuela parte de parque y que diseñaron los mismos creadores de la noria del London Eye a orillas del río Támesis. Y desde luego también hay que citar la obra que aquí nos ocupa, La Colmena o The Hive. Una obra a medio camino entre la arquitectura y la escultura que creó el artista inglés Wolfgang Buttress (1965 – ). Una obra que originalmente se concibió para el Pabellón de Inglaterra de 2015, pero que desde el año siguiente se instaló en el interior de los Kew Gardens londinenses.

Es una estructura de unos 17 metros de altura y está compuesta básicamente de hilos de alambre y un millar de luces LED, que en total pesa aproximadamente unas 40 toneladas. Con todo ello se evoca la forma de una colmena natural. Pero no solo eso, sino que la creación está unida a colmenas reales del parque, de manera que su iluminación la activan los propios insectos con sus movimientos y energía.

Interior de La Colmena o The Hive

Es decir, no solo se trata de una obra para que sea admirada y contemplada, el propósito es que se sienta. E incluso se accede a su interior, lo cual todavía ayuda más apreciar sus formas, descubrir la importancia de la polinización y concienciar sobre los peligros que sufren las abejas.

Categorías: Contemporánea, Escultura