Arte

Inicio Escultura, Etnias Los Akwanshi

Los Akwanshi

Publicado por A. Cerra

Los Akwanshi son aproximadamente tres centenares de piedras talladas que fueron halladas en unos cuarenta emplazamientos diferentes de una región entre Nigeria y Camerún, concretamente en la zona del Cross River donde históricamente han habitado los Ekoy, también llamados Ejagham. Hoy en día esa etnia ya no existe, y ese espacio lo ocupan varias tribus que habitan en aldeas dispersas y en ocasiones enfrentadas entre sí y que hablan diferentes dialectos. Pero sin embargo tienen rasgos culturales en común, y uno de ellos son estas peculiares esculturas clavadas en la tierra.

Aspecto de los akwanshi en su emplazamiento original

Las piedras varían su altura yendo desde los apenas 25 centímetros hasta alcanzar los dos metros, y también varían los materiales en que están realizadas, porque pueden ser arenisca o mucho más duras de caliza e incluso de basalto. Pero sea cual sea su material y su tamaño, siempre tienen una forma fálica y su exterior está labrado con diferentes motivos que puede ser marcas tribales de carácter geométrico o la estilización de rasgos humanos, tanto del rostro como del cuerpo entero. Y además muchos de esos relieves aparecen reforzados por pintura de fuertes colores, seguramente cargados de simbolismo.

La denominación de “akwanshi” se la dan los propios lugareños, ya que para ellos esa palabra significa “persona muerta en el suelo”. Algo que nos haría pensar que se trata de una especie de tumbas, pero no está claro su uso. Para algunos investigadores se trataría de monumentos dedicados a los antepasados, pero otros los relacionan con rituales vinculados a las cosechas. E incluso hay quien piensa que se trataría de elementos vinculados a celebraciones religiosas o astronómicas, ya que en cada grupo, los monolitos suelen formar un círculo.

En cuanto a su datación, tampoco los historiadores del arte y las culturas africanas se ponen de acuerdo. Muchos de ellos piensan que la gran mayoría se realizó a principios del siglo XVI. Aunque también hay investigadores que hablan de que podrían tener 4.000 años de antigüedad. Y sin embargo, hay otros akwanshi que parece comprobado que se realizarían en el siglo XIX.

Akwanshi en el Museo de Bellas Artes de Boston


Es el caso del que se exponen en el Museo de Bellas Artes de Boston, porque pese a que siga habiendo ejemplos de akwanshi en sus emplazamientos originales o en museos locales, lo cierto es que otros han sido arrancados y expoliados para venderse y mostrarse después en grandes museos del mundo.

En definitiva, este es un magnífico ejemplo de cómo la historia durante mucho tiempo solo se ha dedicado a contemplar las manifestaciones artísticas de Europa, olvidándose del resto del mundo. Eso hizo que muchos datos interesantes se hayan perdido, aunque se tratase en ocasiones de territorios ocupados y explotados por esos mismos europeos. Esta es la razón del profundo desconocimiento que se tiene sobre obras como los akwanshi y otras muchas creaciones africanas (el continente siempre más olvidado de todos). Obras de calidad como estas peculiares esculturas que en ocasiones se han comparado con obras europeas como puede ser Stonehenge o las piedras rúnicas de los vikingos.

Categorías: Escultura, Etnias