Arte

Inicio Egipto, Escultura Paleta de Narmer

Paleta de Narmer

Publicado por Laura Prieto Fernández

La paleta de Narmer es una pequeña pieza de pizarra en la que se han tallado exquisitos bajorrelieves y que en la actualidad se conserva en el Museo Arqueológico Egipcio del Cairo. Parece ser que la pieza fue hallada a finales del siglo XIX, en torno al año 1898, dentro del templo de Horus en la ciudad de Hieracómpolis. La obra no sólo resulta importante por la gran calidad artística de sus relieves sino porque además éstos representan –o al menos así se ha interpretado- uno de los acontecimientos políticos más destacados de la época para la cultura egipcia: la unificación del Alto y el Bajo Egipto bajo el mando de un solo faraón, en este caso Narmer. Narmer o Nemes como también se le ha identificado, es el fundador de la I Dinastía en torno al año 3150 a.C. Faraón del Alto Egipto sus prósperas campañas militares le hicieron conquistar el Delta del Nilo o Bajo Egipto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La obra que aquí nos ocupa, es una paleta de piedra realizada en esquito verde de poco más de sesenta centímetros de altura y cuarenta y cinco de anchura. Originalmente la paleta debía servir como soporte para los aceites, aromas o pigmentos con los que los egipcios decoraban su cuerpo; a menudo este tipo de piezas se pueden encontrar en los ajuares funerarios.

La paleta de Narmer aparece tallada en ambas caras y coronada en lo alto por las representaciones de diosa Bat como una cabeza de vaca. En el anverso encontramos representado al faraón de gran tamaño y portando la corona del Alto Egipto; éste aparece abatiendo a un enemigo que tirado en el suelo trata de protegerse del poderoso faraón. El enemigo ha sido representado con rasgos foráneos, aparece barbado y con pelo rizado, como habitualmente se representaba a los asiáticos. Parece probable que en esta ocasión se haya tomado el mismo modelo de personaje extranjero para representar a los habitantes de las tierras del Bajo Egipto. En la zona inferior otros dos enemigos caen al suelo sometidos y en uno de los laterales se observa la representación de Horus –dios del Alto Egipto- sobre unos papiros que son el símbolo del Bajo Egipto.

Por su parte la zona del reverso aparece organizada en franjas horizontales superpuestas. En la zona superior, bajo las cabezas de Bat, encontramos la figura de Narmer esta vez con la corona roja del Bajo Egipto como símbolo de su dominio. Aparece rodeado de un gran séquito que porta los estandartes de los pueblos sometidos por el emperador y en la zona de la derecha se apilan un buen número de enemigos decapitados.

En el registro inferior aparece la representación de dos extraños animales cuyos cuerpos se asemejan a los de unos leones pero con larguísimos cuellos que se enroscan para formar un cuenco central donde se colocarían los perfumes o aceites. En el último de niveles encontramos la representación de un toro que se relaciona con el faraón atacando las murallas de una ciudad, posiblemente Buto, a la vez que arrolla a uno de sus enemigos.

Categorías: Egipto, Escultura