Arte

Inicio Egipto, Escultura Trono de Tutankamón

Trono de Tutankamón

Publicado por Laura Prieto Fernández

El Trono de Tutankamón o Silla Ceremonial de Tutankamón fue uno de los objetos personales que se encontraron en la tumba del faraón cuando ésta fue descubierta en 1992 por el arqueólogo Howard Carter. Carter descubrió por primera vez en la historia la tumba de un faraón intacta, ésta se encontraba dentro de las excavaciones realizadas en el Valle de los Reyes.

tronotutk001

Tutankamón perteneció a la XVIII dinastía de Egipto y aunque tan solo vivió unos veintidós años el joven faraón es uno de los dirigentes egipcios más conocidos; Tutankamón decidió, bajo su reinado, el retorno a las antiguas deidades egipcias abandonando la idea de su padre de centrar la religión en una sola deidad; sin embargo el famosísimo faraón no ha pasado a la historia por los hechos relacionados con su reinado sino por el hallazgo de su primorosa tumba.

La tumba de Tutankamón –KV62- fue hallada el 4 de noviembre de 1922. Durante mucho tiempo el arqueólogo Howard Carter, bajo el patrocinio de Lord Carnarvon, estuvo buscando sin éxito la tumba del joven emperador. Finalmente, cuando la campaña estaba a punto de ser suspendida, aparecieron los primeros restos de la tumba del monarca en un espacio que, si bien en un principio no debía servir como tumba del hombre más poderoso del Antiguo Egipto, la prematura muerte del faraón obligó a su corte a buscar repentinamente un lugar donde enterrarlo. La riqueza que Carter encontró en la KV62 fue de tal magnitud que se tardó unos diez años en catalogar todas y cada de las más de cinco mil piezas allí encontradas.

Entre las piezas se encontró este trono que ya debió de pertenecer y utilizar el monarca en vida. La Silla Ceremonial de Tutankamón fue la más destacada de todas las sillas o asientos que aparecieron en la tumba del faraón, está realizada en madera con incrustaciones o lamiados de materiales preciosos como oro o plata.

Es una silla de formas cuadradas y cuatro patas en forma de garras de león, su aspecto puede parecer demasiado pesado pero en realidad una gran parte de la superficie no es maciza sino chapada en materiales preciosos. En la parte frontal observamos dos cabezas de leones en el arranque de las patas y un pequeño escaño para los pies a modo de escabel en el que están representados algunos enemigos de Egipto que el faraón pisotearía cada vez que accediera al trono. En la zona de los brazos distintos símbolos hacen alusión a la unificación del Alto y bajo Egipto, así como a la figura del faraón.

Sin duda, la parte más interesante del trono es el respaldo donde se han tallado exquisitos bajorrelieves; en éste respaldo aparece representada una escena cotidiana, la figura de Tutankamón está siendo ungido en aceites por su esposa Anjesenamón. Los rayos del sol que descienden sobre la pareja simbolizan al dios Atón que se muestra como protector de la pareja real. Las figuras pertenecen al estilo Amarna, con el vientre prominente y los cuellos alargados.

Categorías: Egipto, Escultura

No hay comentarios para “Trono de Tutankamón”