Arte

Inicio Escultura, vanguardia Pistola anudada de Reuterswärd

Pistola anudada de Reuterswärd

Publicado por A. Cerra

Sin duda alguna estamos ante una de las esculturas más famosas de las últimas décadas, y cuyo significado se ha convertido en un icono del pacifismo a nivel internacional. Una obra que tiene diferentes copias por distintas partes del mundo, si bien la original es la que se hay en los exteriores de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Pistola anudada en Nueva York

No obstante, pese a la fama de la obra, el nombre de su autor es prácticamente desconocido para el gran público. Pues bien, su autor es el escultor Carl Fredrick Reuterswärd, de nacionalidad sueca.

El desencadenante de la escultura fue el asesinato de John Lennon en 1980. Ya que tras aquello, Yoko Ono, su viuda, pidió a Reuterswärd que realizara una obra en homenaje al músico. Y él optó por mostrar la faceta más antibelicista que irradiaban canciones como Imagine. Por ello creó esta escultura de una Colt Phyton 357 Magnum a escala gigantesca, la cual es imposible que dispare ya que su cañón está anudado.

Inicialmente la obra se iba a colocar en Central Park, en el memorial que evoca al cantante británico y que recuerda a una de sus muchísimas canciones: Strawberry Fields. Un sitio que está precisamente ubicado frente al monumental edifico Dakota ante el que fue asesinado. Pero finalmente se colocó en su emplazamiento actual. Una ubicación que sin duda ha refrendado su simbolismo. Y le ha proporcionado una enorme fama, tanto que hay hasta 30 réplicas de ella por el mundo. Eso sí, van variando su tamaño en cada lugar.

Además incluso hay ocasiones en las que se colocan distintas réplicas de la Pistola anudada o Escultura NO Violencia a una escala pequeña y en una misma ciudad, de manera que cada una de esas pistolas es el soporte para diferentes decoraciones e intervenciones artísticas. Unas intervenciones en la que posiblemente lo menos importante sea el aspecto que finalmente alcanza la obra, sino la denuncia que se hace con ella respecto distintos conflictos o políticas violentas.

Sin duda alguna fue la gran obra de Carl Fredrik Reuterswärd, un artista nacido en 1934 y fallecido recientemente, en el año 2016. Además la presencia de una pistola con el cañón anudado es un buen ejemplo de su producción tanto escultórica como pictórica, ya que creó muchos objetos dignos herederos del dadaísmo, como en este caso. Objetos curiosos e insólitos con los que hizo todo tipo de denuncias. Es decir, que bajo una apariencia de artista díscolo, no se dedicaba a materializar sencillas extravagancias y ocurrencias, sino que estaba muy apegado a su tiempo, y solía haber un contenido de amarga crítica en muchas de sus creaciones. Creaciones que en más de una ocasión abarcaban diferentes disciplinas artísticas, incluyendo si lo consideraba oportuno la poesía o las representaciones teatrales, siendo así uno de los creadores del fenómeno de las happenings artísticas.

Categorías: Escultura, vanguardia