Arte

Inicio Escultura, vanguardia ArcelorMittal Orbit de Anish Kapoor

ArcelorMittal Orbit de Anish Kapoor

Publicado por A. Cerra

Posiblemente la escultura más conocida del cotizado escultor Anish Kapoor, artista británico de origen indio, sea The Cloud Gate en Chicago. Pero en el año 2012 inauguró otra de sus obras destinadas a ser icónicas de una ciudad. Hablamos del ArcelorMittal Orbit de Londres, que se levantó con motivo de la celebración de los Juego Olímpicos de ese año, y que con sus 115 metros de altura se ha convertido en el objeto de arte más grande de Gran Bretaña.

ArcelorMittal Orbit en Londres

De hecho se trata de una torre panorámica que de alguna forma recuerda en su espíritu a otras obras construidas en ciudades europeas para conmemorar grandes eventos y que acabaron por convertirse en emblemas de esas urbes, como es el caso del Atomium de Bruselas o la Torre Eiffel de París.

Lo cierto es que no es este el único parecido que se ha establecido con la torre parisina, ya que muchos consideran que la obra de Kapoor es una Torre Eiffel desconstruida. Y es que el artista y su colaborador, el ingeniero Cecil Balmond, quisieron construir una torre panorámica en la que no hubiera ninguna línea recta. Y todo se genera a partir de una especie de tirabuzones que simulan que la torre está orbitando.

Un concepto impensable en cualquier otro material que no sea el acero. Por ello la obra lleva el nombre de ArcelorMittal, la mayor empresa siderúrgica del mundo y que participó en el coste de la obra. Y desde luego no puede tener mejor escaparate que esta obra de arte que ofrece dos plataformas miradoras a distintas alturas, y que aunque se puede recorrer en ascensor, lo ideal es disfrutarla con sus escaleras para así tener diferentes perspectivas y orbitar en ella. Una sensación que se multiplica si se desciende por el tobogán que hay un su interior, que con 178 metros de longitud es el mayor del mundo.

El acero es el gran protagonista de esta obra, tanto por el aspecto de flexibilidad que proporciona como por su peculiar colorido rojo. Además en la construcción se tuvo en cuenta el acontecimiento olímpico, evento multinacional donde los haya. Por esa razón en la obra se emplearon aceros procedentes de distintas partes del mundo. Y además se usó acero reciclado.

La obra nació con controversia por su peculiar aspecto, pero poco a poco se ha ido ganando el afecto de los londinenses. Y también de sus visitantes, ya que se está convirtiendo en la imagen del gran Parque Olímpico, ubicado al este de la capital británica. Una zona que antes estaba bastante marginada y deprimida, mientras que cada vez recibe más inversiones y turistas, en gran parte por la imagen de modernidad que le ha proporcionado la ArcelorMittal Orbit.

Categorías: Escultura, vanguardia