Arte

Inicio Escultura, Vanguardias Artísticas del siglo XX The Cloud Gate de Anish Kapoor

The Cloud Gate de Anish Kapoor

Publicado por Laura Prieto Fernández

El Cloud Gate de Anish Kapoor es sin duda alguna uno de los monumentos más visitados de la ciudad de Chicago, perfilándose incluso como uno de los iconos más representativos de la ciudad estadounidense.

Kapoor nació en Bombay, la India, en 1954; pronto se trasladó a Londres donde se forma en la escuela de arte de Chelsea y entra en contacto con las primeras formas de la escultura abstracta. La fama y el reconocimiento llegaron para el artista en la década de los ochenta; tras su primera exposición individual en Paris su obra adquirió gran difusión gracias a sus intervenciones a gran escala en ligares abiertos, formas geométricas… Así Kapoor se consagró como uno de los grandes escultores británicos junto a figuras artísticas tan relevantes como Tony Cragg y estableció su taller en el Reino Unido.

Anish-kapoor

Dentro de su trayectoria artística se encuentran algunos de los más importantes museos y galerías de arte contemporáneo: el Guggenheim de Bilbao o Berlín, la Galdstone Gallery de NY, la Lisson Gallery de Londres… uno de los hechos que nos permite comprender la preminencia de la obra de este artista es que en su primera exposición en Estado Unidos realizada en la Barbara Gladstone de Nueva York, todas y cada una de la obras expuestas fueron vendidas incluso antes de la inauguración oficial de la muestra.

En este contexto y con una trayectoria ya más que consolidada Anish Kapoor recibe en el 2002 el encargo de una obra escultórica para la ciudad de Chicago, El Cloud Gate que cariñosamente recibe el sobrenombre de “The Bean”, la alubia debido a su forma elíptica.

Kapoor que había comenzado trabajando con obras abstractas de pequeño formato plantea una enorme escultura de 10 metros de alto, 20 de largo y 13 de ancho realizada a base de la inserción de 168 placas de acero inoxidable. Todas y cada una de las placas han sido cuidadosamente pulidas de manera que, no sólo los ensamblajes pasan desapercibidos, sino que además el artista logra crear una superficie perfectamente reflectante del paraje urbanístico que la rodea.

La zona interior del Cloud Gate es conocida como el Omphalos y en él las convexidades y concavidades están tan comprimidas y marcadas que los reflejos se torsionan en una multiplicidad de formas.

La obra del artista indio ha evolucionado desde las formas abstractas hasta el minimalismo para llegar a una concepción casi conceptual de la escultura. El Cloud Gate pretende escapar de las tradicionales formas narrativas creando per se un diálogo y narración con la propia ciudad que se refleja en su superficie. Es en definitiva la captación de la vida de la propia ciudad que cambia y se multiplica al igual que los reflejos de la <>. Pero no sólo el reflejo o la narrativa están presentes en esta obra megalómana de hecho el espacio se presenta como una de las pautas fundamentales de la obra no sólo por el espacio que ésta ocupa, sino por el hecho de que puede ser atravesada por el espectador.

A día de hoy la obra de Anish Kapoor es una de las manifestaciones artísticas más valoradas de nuestros días y sus creaciones se encuentran dentro de los mejores espacios culturales y artísticos. Otras obras del artista son: El Leviatán, Tall Tree and The Eye, 1000 nombres o Marsyas.

Categorías: Escultura, Vanguardias Artísticas del siglo XX