Arte

Inicio Escultura Relieve Descenso de Ganges de Mamallapuram

Relieve Descenso de Ganges de Mamallapuram

Publicado por A. Cerra

Dos gigantescas rocas naturales de granito son el soporte perfecto para un gran relieve ubicado en la ciudad india de Mamallapuram. En total hacen un superficie de más de 29 metros de anchura por 13 de alto es que se representa un capítulo de leyenda como es el Descenso del Ganges. Es decir el episodio mítico que narra cómo ese río sagrado bajo de los cielos hasta la superficie de la tierra.

Descenso del Ganges en Mamallapuram

La obra se estima que se labró en el siglo VII durante el reinado de Narasimhavarman I perteneciente a la dinastía Pallava, la cual dominó varios siglos esta zona del golfo de Bengala, y bajo cuyo patrocinio se edificaron un buen número de edificios que ahora están catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, incluyendo este relieve.

Lo cierto es que la calidad del trabajo es indiscutible, tanto por sus dimensiones, como por la habilidad de sus creadores para aprovechar la forma natural de la roca en su representación, en especial la gran hendidura central que prácticamente divide la superficie en dos partes.

De hecho en la zona superior se hizo hasta un embalse de agua, para lograr que liberar el agua y bajara en forma de cascada por esa hendidura. De todas formas semejante representación tan elaborada solo se podía ver en ciertas celebraciones, ya que se hacía una auténtica perfomance para la ocasión. Así que hoy en día nos tenemos que conformar con la contemplación de las casi 150 figuras diferentes que hay talladas, entre las que se pueden identificar divinidades del Hinduísmo, animales, personas, y seres a medio camino entre los hombres y las bestias.

Al fin y al cabo el descenso del Ganges a la Tierra se cuenta como un verdadero evento cósmico encabezado por el gran dios Shiva, y al que acudieron muchas divinidades secundarias como en sus más variadas presentaciones. Por allí están los Nagas, Kinnaras o Gandharva.

Si bien, tal vez lo más emblemático del conjunto sean los grandes elefantes, que están labrados a una escala natural y donde vemos animales de distintas edades, incluidas crías, algo no demasiado común. Son como un manada o familia de elefantes que se dirigen al río a beber agua. En realidad, fijarse en los relieves de animales es de lo más atractivo del conjunto, ya que llaman la atención monos que imitan las posturas de los sabios haciendo yogas, o se distingue también un maravilloso ciervo rascándose el hocico, así como leones que podemos identificar por su carismática melena.

Además hay una interesante representación paisajística, ya que se puede identificar la cordillera del Himalaya, lo cual está relacionado con la escena del descenso del río Ganges. Es decir, es un relieve de lo más interesante y singular dentro del variopinto patrimonio histórico que atesora la gigantesca India.

Categorías: Escultura