Arte

Inicio Escultura, Roma El relieve histórico-narrativo (II)

El relieve histórico-narrativo (II)

Publicado por Cristina

Época del Imperio
Por ser la época de las grandes empresas militares, es lógico que el género experimente un gran esplendor. Tres obras maestras son, quizás, las más representativas de su evolución a lo largo de estos siglos.

Siglo I: El Arco de Tito
Sus relieves representan un momento de barroquismo en la escultura romana (como los del Ara Pacis representaron un momento clásico).
Hacen referencia a la entrada de Tito en Jerusalén. El más famoso muestra el candelabro judío de los 7 brazos llevado a hombros como botín de guerra. Puede advertirse un escalonamiento de planos de mayor a menor relieve, lo cual produce una extraordinaria sensación de profundidad.

Siglo II: La Columna de Trajano
El relieve histórico llega a su más completo desarrollo narrativo. En esta obra se describen, en relieve continuo desarrollado en espiral (como en secuencias fílmicas en piedra), las campañas del emperador contra el pueblo Dacio al otro lado del limes -la frontera del Danubio-.

Columna Trajana

Aquí se recurre a una cierta esquematización para formar de forma más clara las escenas complejas; la «verdad conceptual» desplaza a la «verdad visual», con lo cual se hacen obligadas las incoherencias en la representación de las figuras y del espacio.

Siglo IV: El Arco de Constantino
Nos muestra la decadencia de la escultura romana de esta etapa. Se decoró con relieves procedentes de monumentos anteriores (prueba de la pobreza del tiempo). Los relieves de época constantiniana son de escasa calidad, monótonos, con figuras rígidas y secas, dispuestas en fila, de acusada isocefalia -las cabezas están a la misma altura y parecen repetirse-, con tosco modelado y duros plegados.

Categorías: Escultura, Roma