Arte

Inicio Grabado, Romanticismo Newton y Nabucodonosor, William Blake

Newton y Nabucodonosor, William Blake

Publicado por Laura Prieto Fernández

Los dibujos de Newton y Nabucodonosor son dos dibujos realizados por el artista romántico William Blake que mejor plasman el complicado pensamiento artístico de este pintor. Su estética se revela contra las imposiciones academicistas del estilo neoclásico anterior y en sus pinturas se refleja la evolución hacia una estética personalista que combina el dibujo con un fuerte simbolismo.

blake_silliam_newton

William Blake (1757 – 1827) es uno de los mejores ejemplos de artista romántico y global. Trabajó no sólo la pintura sino también el grabado y la poesía; de hecho muchas sus obras pictóricas están en relación con sus escritos y servían como medio para ilustrar a éstos. En los inicios de su carrera se formó junto el grabador James Basiere y posteriormente entró en la Royal Academy of Arts de Londres, sin embargo las tendencias clasicista de la Academy no terminaban de cuadran con la estética del artista por lo que pronto abandonó sus estudios.

Abrió su propia imprenta donde el artista pudo dar rienda suelta a su concepción romántica del arte y la literatura. Pese a la calidad de sus obras Blake no consiguió en vida el reconocimiento que merecía y acabo muriendo en la más absoluta miseria.

Tanto Newton como Nabucodonosor son dos grabados que datarían de los últimos años del siglo XVIII y que el artista iluminó a base de acuarelas, lápiz y tinta negra.
Actualmente las dos obras se conservan en la National Gallery de Londres y son la visión contrapuesta de dos ideas de hombre, Newton en su aspecto más racional y Nabucodonosor como el hombre desarraigado por las pasiones.

blake_william_nebuchadnezzar

El primero representa al científico inglés sumergido en el trabajo: aparece sedente en una roca mientras se agacha para medir con el compás en un rollo de papel. La túnica del científico cae al suelo mostrando su cuidada musculatura mientras éste permanece absorto en su trabajo y ajeno a la mirada del espectador. El Newton de Blake se asemeja así a la representación de un antiguo filósofo griego.

Por su parte Nabucodonosor II – rey de Babilonia en el siglo VI a. C.- aparece representando la condición más baja del humano no sólo por las cruentas acciones que llevó a cabo en su mandato sino también como un hombre que ha abandonado la razón en pro de las pasiones. Harapiento y desnudo el monarca se arrastra por una oscura caverna con el pelo largo y desaliñado, sus uñas se asemejan con unas garras destacando su condición de alimaña.

Blake rechazó la usual técnica del óleo sobre lienzo puesto que el artista consideraba que así el dibujo perdía su preeminencia y éste debía ser la parte destacada de la obra de arte. En su concepción artística se observan las características más típicas de la estética romántica: la vuelta hacia el pasado, las inseguridades humanas y sobretodo una profunda defensa de las libertades individuales del hombre. Sus obras poseen una intrincada simbología que al relacionarse con sus escritos no siempre se muestra evidente ante los ojos del espectador.

Categorías: Grabado, Romanticismo