Arte

Inicio Orfebrería Tesoro de Carambolo

Tesoro de Carambolo

Publicado por A. Cerra

Este completo conjunto de joyería es junto al Tesoro de Aliseda uno de los mayores hallazgos arqueológicos de orfebrería encontrados en España pertenecientes a la cultura de Tartessos. Si bien, el Tesoro de Carambolo se estima que fue realizado entre la primera mitad del siglo VI y el siglo V antes de Cristo, y por lo tanto es posterior al hallazgo de Aliseda.

Tesoro tartésico de Carambolo

Tesoro tartésico de Carambolo

También es diferente la provincia donde se encontró, porque el de Carambolo se halló en tierras sevillanas. Concretamente salió a la luz en el interior de una tinaja de barro de una cabaña. Allí se encontraron las 21 piezas del tesoro, y se cree que podrían formar parte de un viejo santuario, y más concretamente se cree que pudieron ser los elegantes ornamentos que llevaban los sacerdotes del santuario durante sus celebraciones rituales.

En cuanto a la técnica de esas piezas, se distinguen claramente dos grupos distintos.

Por un lado estarían los dos brazaletes, un pectoral y ocho placas rectangulares decoradas con semiesferas y cápsulas convexas, unas cápsulas que también se aprecian en el pectoral, aunque en este caso separadas entre sí por filigranas.

Y por otro lado, estaría el otro pectoral, un collar y otras ocho placas rectangulares de factura distinta a las anteriores.

El collar consta de una cadena doble. En ese collar se ven siete anillos giratorios, que en origen posiblemente fueran ocho. Son anillos que en realidad fueron sellos signatarios, y se decoran con motivos florales y pasta vítrea de color azul, lo cual es muy habitual en otros elementos de joyería de origen fenicio y de la isla de Chipre.

Los pectorales, pese a sus diferencias estilísticas, se piensa que fueron realizados por el mismo artífice. Ambos son de forma rectangular, adaptando formas cóncavas. Mientras que los brazaletes son cilíndricos, y decorados con rosetas, semiesferas y pasta vítrea.

En realidad estos motivos y materiales son los que se aprecian en el conjunto del Tesoro de Carambolo, lo cual los emparenta estrechamente con la tradición indígena de las tierras de la Andalucía antigua. Por lo tanto, son piezas que poseen un rasgo de gran originalidad respecto a otros conjuntos de orfebrería contemporáneos hallados en el Mediterráneo y Oriente, aunque también se puedan encontrar otros rasgos que los unen, como los anillos o sellos colgantes del collar que también se descubren en piezas halladas en Etruria, Grecia, Siria o Chipre, especialmente aquí, en la isla chipriota donde se pueden ver frecuentemente este tipo de collares en esculturas datadas entre los siglo VI y V antes de Cristo.

Categorías: Orfebrería