Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Adoración de los Magos, Boticelli

Adoración de los Magos, Boticelli

Publicado por Laura Prieto Fernández

La adoración de los Magos es una de las obras pictóricas del artista renacentista Sandro Boticelli (1445 – 1510).

Boticelli llegó a convertirse en una de las figuras más relevantes de la tradición artística del Quattrocento, de hecho Vasari establece en su persona el punto de arranque de la corriente renacentista. Con todo no son demasiados los datos que conocemos acerca de su vida, algunos autores sostienen que se formaría con Filippo Lippi mientras que otros apuntan a Verrochio, pero lo que sí es indiscutible es que el artista ya alcanzó en vida una gran fama trabajando para alguna de las figuras más relevantes de la época.

723px-Sandro_Botticelli_085

La obra que aquí nos ocupa, La adoración de los magos, fue realizada en torno a 1475 en óleo sobre tabla. Fue encargada por Gaspar del Lama, un conocido cambista de origen humilde que prosperó en la vida hasta alcanzar un buen nivel económico y social; pese a ello su vida no estuvo exenta de problemáticas y fue encarcelado en diversas ocasiones por malversación de fondo, quizás por ello decidiera limpiar su nombre ingresando en alguna de las ordenes de caballería más importantes de la época. La obra debía decorar la pared de la entrada de la Capilla Lama situada en la iglesia de Santa María la Novella cuya fachada fue diseñada por Alberti en 1470.

La temática es religiosa y su elección parece estar vinculada al nombre del promotor Gaspar y al hecho de que éste perteneciese a la ‘Compagnia dei Magi’, una importante cofradía encargada de celebrar los desfiles en honor a la epifanía en la ciudad de Florencia.

Así el artista representa en un escenario ruinoso y no en un pesebre como venía siendo tradición, las figuras de la Virgen y el niño que acompañadas de San José que queda en un segundo plano reciben las ofrendas de los Magos de Oriente mientras son rodeados de un nutrido grupo de personas.

Las ruinas del paisaje harían referencia a la caída del paganismo y entre la muchedumbre aparecen representadas algunos de los personajes más conocidos de la época, de hecho los mismísimos Magos son algunos de los miembros de la familia Médicis, Cosme el Viejo sería Gaspar arrodillado frente a la Virgen. Los otros dos magos se representan con las representaciones de Pedro y Juan de Médicis. Aparece también representado el artista Sandro Boticelli, el comitente y otros personajes de la familia Médicis como Lorenzo y Giuliano.

La multitud de personajes aparecen en un intenso diálogo, el artista presta gran atención al detallismo tanto en el ropaje de las figuras como al paisaje en general. Al fondo se atisba los ecos de un paisaje de ambientación nórdica.

La gama de colores predominantes es terrosa pero Boticelli nos sorprende en algunos de los ropajes con vivos colores, la línea posee mucha importancia en la composición del artista. Los personajes muestras una gran variedad de gestos y posturas que nos hablan la habilidad artística del pintor y de la importancia del estudio anatómico pese a que el porte de algunos personajes resulta más escultórico o monumental que realista.

Categorías: Pintura, Renacimiento