Arte

Inicio Pintura, Renacimiento La Adoración de los Magos, Gentile da Fabriano

La Adoración de los Magos, Gentile da Fabriano

Publicado por Laura Prieto Fernández

La Adoración de los Magos es quizás la obra más conocida del artista italiano Gentile da Fabriano. Da Fabriano (1370 – 1428) encarnó en su pintura la tradición medievalista del gótico internacionaln con algunos de los avances que preludian la estética renacentista. Su verdadero nombre fue Gentile di Niccolò di Giovanni di Massio nacido en la localidad de Fabriano su vida estuvo basada en un ir y venir recorriendo Italia en busca de los mejores encargos. Sin duda, fue en Florencia donde cosechó sus mayores éxitos – en especial esta Adoración de los Magos- pero también recibió importantes encargos en ciudades como Roma realizando frescos para importantes localizaciones como la iglesia de Santa María Maggiore.

Gentile_da_Fabriano_001

En 1423 el artista recibió un importante encargo por parte del banquero Palla Strozzi, perteneciente a una de las familias más poderosas en la Florencia de aquella época. El encargo consistía en la realización de un retablo que decorase el altar de la Capilla Strozzi proyectada por Ghiberti en la iglesia de Santa Trinitá.

La obra, con algo más de tres metros de ancho y dos de alto, está realizada en temple sobre tabla y aparece firmada y fechada en la parte superior de la predela puesto que el marco del altar aún es el original y se encuentra relativamente en un buen estado de conservación.

La escena principal representa la Adoración de los Magos, en ella la Sagrada Familia recibe los presentes de los tres magos llegados de Oriente. Como ya venía siendo tradición el artista representa en los tres hombres las tres edades de la vida; cada uno ofrece al pequeño Niño un presente distinto: oro, incienso y mirra. La Virgen sostiene al Niño y a su lado aparece San José contemplando la escena; Da Fabriano ha incorporado elementos arquitectónicos para representar el pesebre, esta vez no es demasiado humilde, influenciado por los nuevos ideales renacentistas que artistas como Masaccio habían comenzado a desarrollar. Detrás de la Sagrada Familia el pintor representa dos sirvientas o mujeres que en todo caso aparecen muy bien vestidas y se escapan a la tradicional versión de la Biblia.

La zona derecha del cuadro está ocupada por la inmensa corte que acompaña a los Magos, en ella hombre y animales se agolpan creando una agobiante sensación de horror vacui. Entre los miembros de la corte el artista representó al comitente de la obra y a su hijo Lorenzo Strozzi.

En la zona superior del retablo, situado entre las arcadas de medio punto, aparece representada la peregrinación de los Reyes Magos junto con su corte hacia Belén. Una de las escenas representa incluso la llegada al castillo de Herodes.

En los gabletes de la zona superior se han representado algunos ángeles y profetas – aparece por ejemplo Moisés, Isaías, Ezequiel, Daniel…- y tondos donde se representa la Anunciación y la figura de Cristo en majestad. En la predela el artista incorpora escenas de la vida de Cristo como la Natividad, la Huida a Egipto y la Presentación de Jesús en el templo.

Categorías: Pintura, Renacimiento