Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Adoración de los Magos Ghirlandaio

Adoración de los Magos Ghirlandaio

Publicado por Laura Prieto Fernández

La historia del Renacimiento italiano es la historia de una serie de generaciones de artistas que modificaron la concepción artística del mundo entero; la conocida como Primera Generación que incluía a artistas como Masaccio o Filipo Lippi dio los primeros pasos hacia una pintura mucho más realista y naturalista que la estética gótica y a partir de entonces el arte renacentista fue evolucionando hasta su culminación en la estética manierista. La obra que aquí analizamos pertenece a uno de los pintores de la Tercera generación de artistas renacentistas, Ghirlandaio.

En realidad, su verdadero nombre era Domenico Curradi o Domenico Bigordi aunque por todos es conocido como Ghirlandaio (1448 – 1494). Fue uno de los artistas más afamados por la sociedad italiana ya que su estilo amable y de colorido brillante gustaba mucho en su época por lo que trabajó para alguno de los comitentes más importantes de su tiempo. La gran cantidad de trabajo que recibía le hizo contar con un importante taller en el que diversos ayudantes le ayudaban con los encargos, de hecho, el mismísimo Miguel Ángel trabajó de aprendiz en el taller de Ghirlandaio.

La obra que aquí analizamos se trata de una gran pintura que el artista realizó para El Hospital de los Inocentes de Florencia entre 1485 y 1488; en realidad y según los documentos hallados al respecto la obra debía de conformar parte del altar mayor de la iglesia de Santa María de los Inocentes, anexa al Hospital y cuya predela fue realizada por el pintor Bartolomeo di Giovani. En la documentación se especifica como la obra debía de ser realizada en treinta meses y sin contar con la ayuda del taller.

El tema elegido fue La Adoración de los Magos, muy común en la estética renacentista; el artista plantea una composición piramidal en cuya cúspide sitúa a María con el Niño y en la base dos de los Magos, uno besándole el pie al Niño y el otro llevándose la mano al pecho, mientras que el tercero queda a la izquierda de la composición central, vestido de amarillo y rojo. En la composición aparece San Juan Bautista y San Juan Evangelista que presentan a un niño herido, al lado contrario aparece un pequeño huérfano en consonancia con el trabajo que llevaba a cabo el Hospital de los Inocentes en Florencia. Al fondo aparece una escena de la Matanza de los Inocentes incorporando una nueva temática a la composición y que vuelve a remitir al trabajo del Hospital.

Entre el conjunto de personajes que aparecen en la composición también nos encontramos con los representantes del Gremio de la Seda de Florencia que financiaba gran parte de las actividades del Hospital.

Categorías: Pintura, Renacimiento