Arte

Inicio Abstraccionismo, Pintura Apuro, Francis Picabia

Apuro, Francis Picabia

Publicado por Laura Prieto Fernández

Durante la época de las vanguardias artísticas ya en pleno siglo XX, muchos autores se presentaron como auténticos defensores de un estilo artístico o vanguardia concreta, muy por el contrario otros artistas brillaron por su genio pictórico que volcaban en cualquiera de los movimientos pictóricos que iban apareciendo unos tras otros, son estos autores los que más cuesta definirlos en función de un estilo concreto, ya que sus piezas son brillantes en cualquiera de las vanguardias que trabajasen.
En este último grupo de autores encontramos por ejemplo al artista que hoy nos ocupa, Francis Picabia cuyo nombre completo era Francis Marie Martínez Picabia nacido en París en el año 1879. El artista tenía orígenes cubanos y fue el único hijo de na familia bien posicionada. En su época de formación pasó por la Escuela de Bellas Artes de París así como por la Escuela de artes decorativas de la capital francesa, en esta época se hace patente las influencias que el artista absorbió de los impresionistas y de algunas de las figuras del postimpresionismo como Sisley o Pissarro.

1982.41

Durante los primeros años del siglo XX Picabia se mostró fiel a la estética cubista y dentro de este grupo conoció a los hermanos Duchamp quienes ejercerían en el artista una fuerte influencia. En torno al año 1913 Picabia viajó a EEUU, concretamente a la ciudad de Nueva York, donde exponer en la Exposición internacional de arte moderno para dar a conocer al público americano las nuevas vanguardias que estaban surgiendo en el viejo continente.

Fue precisamente a su vuelta de Nueva York cuando el artista realizó la obra que aquí nos ocupa y que lleva por título El Apuro. Se trata de una pieza realizada en acuarela y lápiz que tiene como soporte papel pegado a cartón y que en la actualidad se exhibe en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid. Se trata de una pieza de pequeño formato y disposición horizontal que apenas mide unos sesenta y cinco centímetros de anchura y algo menos de sesenta centímetros de altura. En ella el artista ha dejado constancia de la modernidad de la ciudad americana, el modernismo que se respiraba en cada uno de sus rincones y la vitalidad de sus ciudadanos.

Sin embargo en la pieza también encontramos una armonía de las formas abstractas que nos recuerdan a las piezas de Kandinsky y al igual que éste Picabia planteaba la necesidad de volcar los sentimientos del artista en el lienzo para ponerlos a disposición del espectador. En este sentido quizás también esté relacionado el título que el pintor escribía en la parte superior del lienzo Embarras, que se puede traducir como Apuro, y que hace referencia a un sentimiento que a priori nada tendría que ver con la temática de la gran ciudad pero sí con aquello que el artista sintió.

Categorías: Abstraccionismo, Pintura