Arte

Inicio Pintura, Prerrománica Biblia de San Isidoro de León

Biblia de San Isidoro de León

Publicado por A. Cerra

Este códice ilustrado de estilo y época mozárabe se realizó en torno al año 960 en el monasterio de Valeránica, situado en la provincia española de Burgos. Sin embargo, en la actualidad se conserva en la Colegiata de San Isidoro de León.

Biblia de San Isidoro de León

Biblia de San Isidoro de León

Su calidad artística hace que esté considerado como la Biblia más valiosa de todas las conservadas en estilo mozárabe y que han llegado hasta nuestros días. Una calidad que tiene su máxima expresión en la miniatura de su página final, en términos técnicos denominada colofón. Y precisamente en esa miniatura se representaron los propios artífices de esta obra ilustrada, que no fueron otros que dos monjes del monasterio, llamados Florencio y su discípulo Sancho, que de alguna forma aparecen como brindando tras lograr el final de la obra.

Las imágenes de esta Biblia constituyen un ciclo de representaciones del Antiguo Testamento, y éstas se distribuyen de forma desigual, ya que tan pronto aparecen en una como en dos columnas, e incluso en ocasiones la ilustración ocupa toda una página entera.

Analizando el estilo artístico de este códice se puede establecer que sus características son más compactas que el códice hecho unas décadas antes y conocido como Biblia de la Catedral de León. Se puede apreciar que los contornos de las figuras son más fuertes y contundentes, y con ello se denota que sus creadores concedieron una gran importancia a las siluetas de todas las figuras que dibujaron.

Según los investigadores de este tipo de manifestaciones artísticas de los comienzos de la Edad Media, se especula con que tal vez se pudieron inspirar en representaciones todavía más antiguas, realizadas entre los siglos VII y VIII, pero lamentablemente no nos han llegado los ejemplos en los que se pudieron basar.

El artífice principal de la obra, Florencio, está considerado como el gran miniaturista mozárabe de toda la región histórica de Castilla. De hecho, de su mano salieron otras obras que todavía se conservan. Tal es el caso de la Moralia in Job, custodiada por la Biblioteca Nacional de Madrid y que el monje haría aproximadamente hacia el año 945. Y en ella destaca una alucinante Maiestas.

También sería obra suya la conocida como Biblia de Oña, también anterior a la Biblia de San Isidoro de León, y de la cual tan apenas se conservan en la actualidad algunos fragmentos. Pero estudiándolos, los historiadores del arte especialistas en este periodo, han llegado a la conclusión de que se trataría de una obra que le sirvió de modelo y prueba para su obra cumbre de San Isidoro de León.

Como curiosidad, se puede decir que en esta última, se leen anotaciones marginales escritas en letras árabes, lo cual podría ser un indicio para investigar sobre el origen de este ilustrador. Aunque quizás, simplemente sean anotaciones que hacían los mozárabes para apuntar aclaraciones en un lengua que les resultara más cómoda y familiar.

Categorías: Pintura, Prerrománica