Arte

Cut de Lucio Fontana

Publicado por A. Cerra

El artista italo-argentino Lucio Fontana (1899 – 1968) es uno de los creadores más rompedores de todo el siglo XX. Rompedor hasta en un sentido literal, ya que una de sus creaciones más carismáticas fueron sus series de Cuts (Cortes) como el que aquí os mostramos. Unos cuadros que nos plantean superficies de un único color sobre el que el autor ha usado un cuchillo para rasgar la tela.

Cut de Lucio Fontana

Pero antes de que llegara a ese tipo de estética a partir del año 1958, su obra había seguido una interesante evolución, siempre inspirada en lo más vanguardista, y siempre a caballo de su Argentina natal y la Italia de sus padres donde vivió muchos años y donde falleció.

Lo cierto es que los comienzos de Fontana fueron en la escultura, de hecho ese arte también lo trabajaba su padre. Y quizás por eso siempre buscó la tercera dimensión en la pintura, o como él mismo decía: “no pretendo crear un lienzo, sino abrir un nuevo espacio”.

Eso es lo que buscaba su Cuts, pero antes hizo otro tipo de experimentos. Comenzando con sus obras escultóricas, en los que jugó con distintos materiales, desde cerámica a rayos UVA. Y ese campo de experimentación también lo trasladó a sus pinturas.

Por ejemplo, cuando tras la Segunda Guerra Mundial se estableció en Italia, tras una larga temporada en Argentina, comenzó a usar las luces de neón en sus instalaciones.

Antes de eso ya se había convertido en 1946 en uno de máximos representantes del Espacialismo. Un movimiento que venía definido por el Manifiesto Blanco que se elaboró en Buenos Aires. Ahí estaban las claves de todo lo que iba a llegar después y también las bases del resto de manifiestos sobre el Espacialismo que haría en los años siguientes.

Por ejemplo, sus cuadros dentro de su periodo de “Agujeros” en los que abría puntos sobre el lienzo, con lo cual por un lado incorporaba la parte posterior del cuadro a su obra. Y por otra con esos puntos generaba algún tipo de forma, mínimamente reconocible.

Lucio Fontana haciendo una de sus obras

De ahí pasaría a los Cuts, que no son más que la expresión de su voluntad de integrar la obra en el espacio. Un espacio en el que es muy importante la luz, ya que según las fuentes lumínicas que haya y su colocación, esas rasgaduras en los lienzos alcanzan un sentido u otro.

En realidad, por aquellos años, la pintura tiene mucho de perfomance. No hay más que recordar el modo de pintar de Pollock. Y por eso el proceso de trabajo de Fontana quedó perfectamente retratado en una serie de fotografías en la que hace en directo uno de sus famosos Cuts, en una actitud casi de trance.

Categorías: Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX