Arte

Inicio Gótica, Pintura La oración en el huerto con el donante Luis I de Orleans

La oración en el huerto con el donante Luis I de Orleans

Publicado por Laura Prieto Fernández

La oración en el huerto con el donante Luis I de Orleans es una de las obras más destacadas de la pintura gótica francesa, esta tabla realiza en temple graso sobre madera de roble báltico data de entre 1405 y 1408, y se puede adscribir al estilo gótico internacional.

La pieza se encuentra en el Museo del prado de Madrid y es una de las pocas tablas que se conservan de la época (en la actualidad solo se han encontrado una docena de ellas) ya que muchas de estas piezas fueron destruidas a lo largo de la revolución francesa.Parece ser que esta tabla pudo ser la pieza central de un tríptico destinado a la devoción privada; durante esta época son comunes las obras de pequeño formato realizadas para nobles o religiosos que tenían como destino la adoración de las mismas de manera particular.

300px-La_oración_en_el_huerto_con_el_donante_Luis_I_de_Orleans



Tras una meticulosa restauración la tabla presenta en un primer plano la figura del donante, el duque de Orleans Luis I
(1372-1407) el cual aparece de rodillas portando una filigrana y ataviado con una saya rojiza y con las mangas ribeteadas en piel. En su atuendo aparecen hojas de ortiga que fueron el emblema de su heráldica, junto a este encontramos de pies la figura de una mujer con nimbo y ataviada con un vestido azul y túnica verde, se trata de santa Inés, la santa de la familia Visconti a la que pertenecía la mujer del duque de Orleans.

La escena se representa en un paisaje rocoso salpicado de algunos elementos vegetales, se trata del huerto de los olivos donde Jesucristo realizo su última plegaria antes de la rendición.

Junto a la figura del donante de y de santa Inés aparecen los tres apóstoles dormitando y en la parte de atrás, en un segundo plano se encuentra la figura de Jesucristo arrodillado y con las manos elevadas hacia el cielo en señal de súplica. Jesucristo ha sido representado de perfil con una larga túnica rosácea y mirando fijamente hacia un cáliz del que emana una pequeña representación de Dios padre.

En cuanto a la autoría de la pieza, se desconoce su autor pero parece posible que este no fuese el mismo artista que pinto ninguna de las otras tablas de la misma época; el detallismo de la representación al igual que algunos ecos naturalistas y realistas de la composición parecen indicar que el artífice de esta singular obra conociese las innovaciones presentadas por algunos miniaturistas de la época como el maestro de Boucicaut. Así se puede entender la presencia de un cielo estrellado realizado en azul de lapislázuli y salpicado con pequeñas estrellas doradas en sustitución del tradicional fondo dorado con el que siempre se realizaban las tablas medievales.
Según los historiadores del arte esta es una de las piezas de mayor calidad encontradas hasta el momento; de la misma manera se ha aventurado que en las tablas laterales del supuesto tríptico se hubiera podido representar a la esposa del donante y el escudo de armas del propio conde de Orleans.

Categorías: Gótica, Pintura