Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Pala Castelfranco y Pala Pesaro, Giorgione y Tiziano (I parte)

Pala Castelfranco y Pala Pesaro, Giorgione y Tiziano (I parte)

Publicado por Laura Prieto Fernández

A menudo en la historia del arte podemos establecer ciertas relaciones entre diferentes artistas, la convivencia entre los pintores, la relación maestro – aprendiz entre ambos o la pertenencia de ambos a un mismo estilo pictórico hace que las influencias entre uno y otro sean innegables, no obstante hay veces que esas influencias van incluso más allá de tal manera que la producción artística de uno y otro se vea confundida; éste es el caso de los artistas que aquí nos ocupen, Giorgione y Tiziano.

Giorgione_-_Pala_di_Castelfranco

Sabemos que la relación entre Giorgione y Tiziano fue estrecha, ambos artistas fueron los precursores de la escuela veneciana en el Renacimiento y unas de las figuras artísticas más destacadas de su tiempo no obstante parece ser que la relación que uno y otro mantenían aún hoy no parece del todo clara, en gran medida debido a la escasa información sobre Giorgione de la que hoy contamos y a su prematura muerte. Mucho se ha hablado acerca de si Giorgione fue en realidad maestro de Tiziano o si ambos pertenecieron al taller de Bellini, sea como fuere lo cierto es que la pintura de ambos permaneció en sintonía hasta la prematura muerte de Giorgione con tan sólo treinta y dos años. Son numerosas las pinturas e la que se puede establecer una clara relación entre los dos artistas y aún más, los expertos aún hoy dudan de la autoría de ciertos lienzos entre uno y otro autor.
En el blog de hoy analizamos dos obras de estos autores entre las cuales hay una clara relación, La Pala Castelfranco de Giorgione y La Pala Pesaro de Tiziano.

La denominación de Pala es típica del arte renacentistas italiano para denominar a los altares pictóricos, en este caso ambas obras pertenecen al género de las sacras conversazione es decir, piezas en las que la Virgen María establece un diálogo con algún santo y en donde suele aparecer también el donante de la pieza.

La Pala Castelfranco es anterior a la de Tiziano y por ello comenzaremos analizando la obra de Giorgione; se trata de un óleo sobre lienzo de grandes dimensiones y formato vertical, cuenta con más de dos metros de altura y metro y medio de anchura. Realizada a principios del siglo XVI, en torno al año 1503 o 1504 por lo que se trata de una de las obras de la etapa inicial de Giorgione. La pieza fue encargada por el hijo del condotiero de Castelfranco y en la actualidad aún se exhibe en el lugar para donde la obra fue encargada, en la iglesia de San Liberal. La pieza muestra a María sedente en un gran trono elevado sosteniendo en brazos a su Hijo, custodiando a la Virgen se sitúan a ambos lados San Liberal, el patrón de la ciudad de Castelfranco y San Francisco de Asís ataviado con el hábito de la orden franciscana. La escena se desarrolla en un espacio interior de aspecto clasicista no obstante es un espacio diáfano que nos permite contemplar el paisaje del fondo.

Categorías: Pintura, Renacimiento