Arte

Inicio Barroco, Pintura Ronda de noche, Rembrandt

Ronda de noche, Rembrandt

Publicado por Laura Prieto Fernández

La Ronda de Noche del pintor Rembrandt Van Rijn (1606-1669) es uno de los cuadros más importantes de la historia del arte universal, su originalidad radica en que por primera vez en la historia del arte aparece un retrato grupal con un sentido dinámico. Fue pintado entre 1640-42, y es de estilo barroco.

El lienzo de grandes proporciones (363 x 437 cm), fue encargado por la Asociación de Arcabuceros de Ámsterdam para decorar la sede de la milicia, si bien es cierto que este tipo de retratos colectivos fueron muy populares en la época la originalidad del pintor holandés, sitúa este cuadro en concreto a la cabeza de todos ellos.

Hasta el siglo XIX, el cuadro no recibe el nombre con el que hoy lo conocemos, Ronda de Noche hace referencia a la oscuridad en la que se desarrolla la escena, pero ésta es fruto de la oxidación del barniz y no de la mano de Rembrandt. El título original de la obra era La guardia cívica comandada por el capitán Frans Banning Cocq y el teniente Willen Van Raytenburch.

Son precisamente el capitán y el teniente el centro de la escena, el capitán está dando órdenes al teniente en relación con la visita de María de Médicis, viuda de Enrique IV de Francia a la ciudad de Ámsterdam. Tras ellos aparece el resto de la Milicia de la ciudad, personajes muy admirados en la ciudad por formar parte de este cuerpo que protegía el bienestar de Ámsterdam. Completando la escena aparece una joven niña, que algunos estudiosos han identificado con Saskia la mujer del pintor que habría fallecido mientras el pintor realizaba esta obra. La supuesta Saskia actúa como blasón: aparece vestida de amarillo, el color de la milicia y porta su símbolo, un gallo blanco.

Evitando los convencionalismos que regían los retratos corporativos Rembrandt no dispone a la figuras de manera jerárquica sino que los milicianos están dispuestos a salir en alguna misión, lo que evoca dinamismo y un gran movimiento siguiendo los parámetros barrocos. Así la Ronda de Noche poco tiene que ver con otros cuadros corporativos que pintó el mismo Rembrandt como Lección de Anatomía del Doctor Tulp o el Síndico de los Pañeros.

La composición está realizada con varios ejes, uno horizontal marcado por los personajes de la compañía, otro vertical configurado por los dos personajes principales y otro en que aparece remarcado por la disposición de una larga lanza que se cruza imaginariamente con el estandarte de la milicia.

La luz del cuadro proviene de un foco exterior situado a la izquierda y aunque pretende ser realista, no incide por igual en todos los personajes remitiéndonos a las formas caravagiescas del tenebrismo.

En la obra el dibujo queda supeditado a la luz y el color, éste último es aplicado a base de pinceladas rápidas. Las tonalidades son armoniosas destacando sobre todo la gama de colores terrosos pero estableciendo en algunos puntos contraste de colores, como por ejemplo en las figuras del capitán con uniforme casi negro y el teniente vestido de amarillo.

Aunque, como ya hemos dicho, esta es hoy una de las grandes obras de arte, en su momento la obra no tuvo una gran acogida, la composición era demasiado innovadora para el gusto de la época y además algunos milicianos no podían reconocerse fácilmente después de pagar una importante suma de dinero al pintor holandés para que los representara. Este fracaso unido a la muerte de Saskia hizo que Rembrandt comenzara un declive económico que aun así no afectó a su genio creativo.

Categorías: Barroco, Pintura