Arte

Inicio Barroco, Pintura Lección de anatomía de Rembrandt

Lección de anatomía de Rembrandt

Publicado por A. Cerra

El título completo de este cuadro es “La lección de anatomía del doctor Tulp”, y se trata de un óleo pintado sobre lienzo de grandes dimensiones, en concreto, de 169 cm de alto por 216 cm de ancho. Esta obra maestra de Rembrandt se expone en el museo Mauritshuis de La Haya, en Holanda.

La lección de anatomía del doctor Tulp

Uno de los géneros pictóricos que ha aportado la escuela de pintura holandesa a la Historia del Arte es el retrato de grupo, y este es uno de los ejemplos más emblemáticos de semejante género. Tradicionalmente las corporaciones de profesionales, fueran estos mercaderes, tejedores o de cualquier otro tipo de oficio, encargaban a los artistas un retrato de grupo, para el cual los integrantes de esa asociación posaban de forma solemne. Sin embargo, Rembrandt dio un paso más en este tipo de trabajos, y optó por huir de las escenas estereotipadas y hacer que los retratados aparecieran desarrollando su trabajo.

En este caso, Rembrandt recibió el encargo del gremio de cirujanos de Amsterdam y con esta obra esa corporación de médicos trataba de rendir homenaje al primer anatomista del país, el doctor Nicolaes Pieterszoon Tulp.

Así, Rembrandt plantea una escena en la que asistimos a como el doctor Tulp está diseccionando un cadáver, y un grupo de siete alumnos se apiñan en torno a él, interesados en las vísceras que va extrayendo el doctor. En el rostro del doctor, que es el único personaje que aparece cubierto con sombrero como privilegio de su cargo, emana una total seguridad en su trabajo. Mientras que las caras de los alumnos nos manifiestan las diferentes sensaciones que les provoca la lección de anatomía. Unos se sorprenden, otros están entusiasmados, otros consultan sus notas, etc. Todo ello representado por Rembrandt con un exquisito realismo.

Como cualidad pictórica de la obra hay que reseñar el estudio de la luz que realiza Rembrandt para su composición, ya que la luz incide directamente sobre las caras de los personajes, de manera que destacan de una manera muy clara sobre la oscuridad de la sala donde se desarrolla la autopsia. De hecho parece que la palidez del cadáver sea el elemento que irradia la luz para iluminar a los personajes.

Estos efectos lumínicos son muy de su tiempo, de la pintura barroca, y el ambiente oscuro que reina en la tela se ha definido como estilo tenebrista, del cual uno de sus máximos exponentes fue el pintor italiano Caravaggio.

No obstante, hay que saber que el cuerpo muerto que se está investigando era el de un criminal ajusticiado.

La firma de Rembrandt y la fecha en la que realizó la obra, 1632, aparece en la parte de arriba del cuadro. Esa fecha nos indica que realizó el cuadro a la edad de 26 años, y está considerada como su primera gran obra maestra, la cual fue todo un éxito en su momento. De hecho, a partir de ella no dejaron de llegarle encargos, algunos de los cuales como la célebre Ronda de noche, hacen que Rembrandt sea uno de los más grandes artistas de la pintura barroca, junto al ya citado Caravaggio, el belga Rubens y el español Velázquez.

Categorías: Barroco, Pintura

No hay comentarios para “Lección de anatomía de Rembrandt”