Arte

Inicio Barroco, Pintura Sileno ebrio, Ribera

Sileno ebrio, Ribera

Publicado por Laura Prieto Fernández

A lo largo de la Edad Moderna la cultura y el arte se difundieron por toda Europa, en este sentido debemos destacar como uno de los mayores avances que se produjo tras la Edad Media fue la difusión cultural. Si bien es cierto que amplias capas de la sociedad por aquel entonces aún seguían siendo completamente analfabetas la creación de las universidades supuso un punto de inflexión que permitía secularizar la cultura y el saber. La difusión de los ideales humanistas hizo que muchas personas comenzasen a interesarse por el arte y que quieran tener pequeños objetos artísticos por lo que fue muy común que surgiesen copias de las grandes producciones artísticas o que incluso los propios pintores hiciesen grabados que habían tenido una especial acogida entre el público con el fin de venderlos a aquellas personas que no se podían permitir un lienzo.

360px-Sileno_borracho

La obra que aquí analizamos es uno de estos ejemplos en los que el lienzo tuvo tanto éxito que se realizaron grabados del mismo. Se trata de una pieza conocida como Selenio ebrio del pintor español afincado en Italia, José de Ribera apodado El Españoleto. La obra original era un óleo sobre lienzo fechado a finales de la década de los veinte, concretamente en el año 1626 lo que supone que, hasta el momento, es la obra firmada y fechada por Ribera más antigua de la que se tiene constancia.

En realidad, no son muchos los datos que se tienen acerca de esta pieza ya que las primeras noticias que aparecen sobre ella la sitúan en Flandes, en la colección particular de un conocido mercader holandés, Gaspare Roomer. Según los expertos, Roomer debió de adquirir la obra tras la muerte del artista por lo que éste no pudo ser su comitente original en duda queda por saber si la realización del lienzo fue motu proprio por parte de Ribera o existió un comitente desconocido.

En el lienzo se representa a Sileno, uno de los seguidores de Baco que aparece tumbado en una manta mientras levanta su copa -en realidad se trata de una concha- para que un sirviente se la llene. A su derecha aparece Pan quien le corona con hojas de parra y más arriba en la esquina superior se representa al dios Apolo que mira con lujuria a una bella ninfa. En el lienzo aparece una cuidada iconografía con objetos como una caracola que anuncia la temprana muerte de Silenio o una tortuga símbolo de la pereza.

Como ya señalamos el propio Ribera realizó grabados del lienzo, aunque en ellos la imagen de Silenio se encuentra invertida a causa de la estampación y el fondo aquí más oscuro se ha sustituido por un paisaje natural.

Categorías: Barroco, Pintura