Arte

Inicio Pintura, Postimpresionismo Toulouse-Lautrec

Toulouse-Lautrec

Publicado por Laura Prieto Fernández

Henry Marie Raymond Toulouse Lautrec fue uno de los grandes genios postimpresionistas. Nació en 1864 en el seno de una adinerada familia de la nobleza francesa. Henri fue el primogénito de la familia, cuatro años después nacería su hermano Richard que falleció con tan solo un año de edad.

Pronto apareció en el joven Lautrec los primeros síntomas de una enfermedad congénita que afectaría a su estructura ósea debido al cercano grado de consanguinidad que compartían sus padres, primos hermanos. Esta enfermedad condicionaría no sólo su aspecto físico (media poco más de 1,50m) sino también su personalidad.

En 1881 apoyado por su tío, se trasladó a vivir a Paris para formarse como artista. Allí estuvo bajo la tutela de Leon Bonnat primero y Fernand Cormon después, será precisamente en el taller de Cormon donde conozca y entable amistad Lautrec con otra de las grandes figuras postimpresionistas, Vicent Van Gogh.

El pintor se convirtió en un habitual de los ambientes nocturnos parisinos y en muchas ocasiones actuó como cronista de la sociedad nocturna. Este fue uno de los temas más recurridos a lo largo de su carrera artistica pintaba actores y actrices, bailarines, espectadores asiduos a lo espectáculos…. En muchas ocasiones Toulouse Lautrec realizaba a través de su obra, una crítica a la alta sociedad parisina que en público reprendía este tipo de espectáculos nocturnos a la vez que por la noche eran asiduos espectadores.

En la obra de Lautrec es fundamental al influencia de Paolo Ucello, la fotografía pero sobre todo de Degás. Al igual que él Lautrec se aleja de la pintura al plain air (aire libre) de Monet, Manet o Renoir, ambos prefieren los ambientes cerrados de la ciudad, con encuadres fotográficos que permiten cortar las figuras a la mitad y captar el movimiento en acto.

A lo largo de su vida y su obra, mantuvo una relación muy intensa con la figura femenina.La toilette. Desde muy pequeño fue cuidado únicamente por su madre, ya que sus padres se divorciaron. Tuvo varias novias y amantes pero a partir de cierta edad, prefirió el contacto con prostitutas de hecho, este fue un tema muy recurrente en las obras de Lautrec. Muchos de sus cuadros representan escenas de prostíbulos o burdel pero siempre tratado desde el más absoluto respeto e incluso cariño, reflejando los aspectos íntimos de este ambiente. El Salón de la Ru de Moulins.

Su asiduidad a los ambientes nocturnos le llevó a convertirse en publicista y cartelista de algunos locales. Será precisamente su aspecto como cartelista el que más fama le reportó en vida, trabajando para algunos locales de moda como el famoso Moulin Rouge. Carteles para el Moulin Rouge. Las formas semiorgánicas y el uso de la línea curva en estos trabajos han convertido a Toulose Lautrec en uno de los artistas en los que se inspiró el movimiento modernista.

La vida nocturna y el alcoholismo perjudicaron la ya de por sí precaria salud del artista. Comenzó una espiral de ataques psicóticos, paranoias, neurosis, ataques que le paralizaron las piernas… tras pasar por un sanatorio mental, su madre decidió que lo mejor sería que volviera a vivir con ella. Allí, en la casa que su madre tenía cerca de Burdeos, murió Henri Toulouse Lautrec el 9 de Septiembre de 1901.

Categorías: Pintura, Postimpresionismo