Arte

Inicio Pintura, Postimpresionismo Baile en el Moulin Rouge de Toulouse Lautrec

Baile en el Moulin Rouge de Toulouse Lautrec

Publicado por A. Cerra

Este óleo pintado sobre tela en el año 1890 por Henri Toulouse Lautrec se conserva en la actualidad en el Instituto de Arte de Philadelphia, en Estados Unidos.

Como en tantas de sus obras, algunas de ellas incluso en este mismo café cabaret parisino como su tela de un par de años después En el Moulin Rouge, nos presenta a personajes reales, a los que podemos poner nombres y apellidos, y es que Toulouse Lautrec en cualquiera de estas obras de bares y hasta de prostíbulos, como en el caso de En el salón de la rue des Moulins, nos hace completos retratos fisionómicos y de carácter psicológico de cada personaje.

Baile en el Moulin Rouge de Toulouse Lautrec

Baile en el Moulin Rouge de Toulouse Lautrec

De hecho, aquí se pueden identificar a varios personajes como la pareja de Valentin le Déssosé y la Goulue que aparecen bailando. Pero además también se reconoce a un grupo de pintores y fotógrafos como Verney, Guilbert, Sescau y Gauzi. E incluso se distingue al padre de Toulouse Lautrec. Y de frente. Y otro de los personajes a los que se puede conocer es a la artista Jane Avril, entre la masa de personajes pero que es la única que nos mira completamente de frente, a nosotros, o al pintor. A esta mujer, Toulouse Lautrec le dedicaría algún cuadro también varios de sus más famosos carteles publicitarios que crearon una verdadera corriente estética para el Art Nouveau o Modernismo.

Pero además de esa capacidad para el retrato, sobre todo la obra nos sirve para ver como Toulouse Lautrec tenía una capacidad innata para crear unas perspectivas y novedosas composiciones de lo más sugerentes. Sin duda tiene algo de cinematográfico, corta por donde le apetece al ojo, y si es necesario por la mitad de un personaje, así lo hace. Ya que se trata de una composición que ni siquiera tiene punto central. Si bien es cierto que parece que todo el baile, donde predominan los hombres vestidos de negro y con chaqué se dispongan como un fondo para que destaquen dos mujeres que viste las ropas más coloridas de toda la tela.

Pero por otra parte de esas dos mujeres, la que más llama la atención es La Gouloe, identificable por su cabellera pelirroja, que baila agitadamente, mientras que casi todos están como bastante hieráticos. En cambio, la mujer baila, salta, agita sus faldas y sus brazos, es todo movimiento y compás, mientras que su pareja de baile es mucho más sinuosa y menos dinámica, ya que se trata de Valentin le Déssosé, es decir, Valentín el Descoyuntado, un personaje muy conocido entre la bohemia y los trasnochadores de la época.

Categorías: Pintura, Postimpresionismo