Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Tríptico de los Uffizi, Mantegna (II parte)

Tríptico de los Uffizi, Mantegna (II parte)

Publicado por Laura Prieto Fernández

El tríptico de los Uffizi, es un conjunto de tres tablas pintadas en témpera que ha sido atribuido al pintor renacentista Andrea Mantegna. Como ya señalamos en la entrada anterior, son muchas las hipótesis que se barajan acerca de si las tres tablas formaban o no un conjunto y los expertos mantienen opiniones encontradas al respecto pero sea como fuere, lo cierto es que a día de hoy, las tres tablas se conservan juntan como si formasen una unidad y se exhiben en la Galería de los Uffizi en Florencia. Según los estudios realizados al respecto, las tablas datarían de la segunda mitad del siglo XV, concretamente del año 1460.

andrea_mantegna_002

Las tres tablas narras sucesos de la vida de Jesucristo aunque bien es cierto que en cuanto a estilo, resultan evidentes las diferencias de las mismas. La tabla central se corresponde con el tema de la Adoración de los Magos. En esta ocasión la Sagrada Familia aparece cobijada en una gruta y no en el tradicional pesebre, María y el Niño están resguardados por una especie de mandorla creada con ángeles que los arropan y contemplan mientras que San José, queda fuera de la gruta situándose a la derecha y ha sido representado como un hombre anciano y encorvado; completando la escena del tradicional pesebre encontramos a la mula y al buey, arrinconados en la izquierda en un discreto lugar. Desde la izquierda llega una gran corte de personajes encabezada por los tres magos que han sido representados como si se tratase de exóticos comerciantes. En la larga caravana que acompaña a los magos debemos destacar la presencia de algunos hombres con turbantes que otorgan exotismo a la composición y nos recuerdan al detallismo de la escuela flamenca del Norte de Europa.

320px-andrea_mantegna_012

La tabla de la ascensión es mucho más estática que la anterior, aparece dividida en dos regiones: en la parte inferior encontramos a María con los apóstoles que rodean la tumba vacía de Jesucristo y miran con asombro hacia el registro superior donde encontramos a Jesucristo ascendiendo a los cielos con una mandorla de ángeles igual a los que aparecían en la tabla de la Adoración de los Magos. Cristo majestuoso, se despide de sus seres queridos con una bendición mientras que en la otra mano sustenta un estandarte que representa su victoria sobre la muerte. En esta tabla encontramos un paisaje árido que enlazaría perfectamente con la tabla de San Zenon que se conserva en el Museo del Louvre en Francia.

Por último el tríptico de los Uffizi se completa con una tabla dedicada a la circuncisión la cual presenta mayores diferencias con respecto a las anteriores. La escena se desarrolla en un espacio interior muy clásico y en la tabla se recogen en realidad dos episodios distintos, por un lado la circuncisión y también la presentación en el templo. 800px-andrea_mantegna_001
En el centro de la composición María lleva al Niño en brazos y lo presenta ante el sacerdote, un hombre anciano y barbado que lleva un cuchillo en la mano. Tras la Virgen aparece una mujer y un niño que algunos identifican como Santa Ana y San Juan Bautista, completando la escena aparecen la profetisa Ana y José quienes portan las ofrendas para llevar a cabo la celebración.

Categorías: Pintura, Renacimiento