Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Venus recreándose en el amor y la música, Tiziano

Venus recreándose en el amor y la música, Tiziano

Publicado por Laura Prieto Fernández

La figura de Tiziano Vecelli o simplemente Tiziano es una de las más reconocidas en el panorama artístico tradicional, sus pinturas se han convertido en el mejor exponente renacentista de la escuela veneciana.

Pese a los problemas que se han encontrado los historiadores del arte para establecer una fecha concreta de su nacimiento son muchos los datos que conocemos de la vida de este fantástico artista. Parece ser que Tiziano nació entre 1477 y 1490, procedente de una buena familia con tan sólo diez años se trasladó desde su Cadore natal hasta Venecia para comenzar, junto con su hermano mayor, su formación como artista en el taller de un mosaiquista. Pronto se trasladará al taller de Giovani Bellini de quien aprenderá un magistral uso de la composición y las formas tradicionales del arte. Posteriormente pasó al taller de Giorgione cuya influencia se hace notable en el uso de un fantástico colorido que pasa a predominar en sus lienzos por encima del dibujo.

tiziano12

Tiziano cosechó numerosos éxitos en vida, abrió su propio taller con un buen número de ayudantes para dar salida a sus numerosos encargos, así el artista adquirió un gran prestigio y trabajó para importantes comitentes no sólo de Italia, sino de toda Europa.

En esta ocasión el artista veneciano presenta una serie de pinturas con tema mitológico. Tiziano realizó un total de cinco lienzos con esta temática -todas las piezas fueron realizadas entre 1548 y 1570- y en ellas se representa a la diosa del amor, Venus, recostada plácidamente en un diván mientras acaricia a un amorcillo o un perro, depende de las versiones, y se recrea en la música que toca un organista o un tañedor de laúd. En todos lienzos la escena se desarrolla en un interior, sin embargo un gran ventanal permite observar el exterior que se configura como un jardín clasicista.

CODA_ARTE_Tiziano_Venus_y_Cupido_conun_tañedor_de_laud

De los cinco lienzos realizados por el veneciano con esta temática dos se conservan en el Museo del Prado de Madrid, uno se encuentra en el Metropolitan de Londres, uno en el Fitzwilliams Museum y el último de ellos en el Museo de Berlín. En conjunto las piezas se pueden dividir en función del músico que acompaña a la diosa así, en tres de ellas aparece un organista y en las otras dos un joven músico con un laúd.

En la primera de las versiones la joven diosa adquiere una actitud relajada, ya se ha olvidado de la púdica actitud de su Venus de Urbino pintada en 1538. Su cuerpo tendido marca una gran diagonal que se acerca más a las formas manieristas que a las clasicistas. Parece ser que fue pintada por encargo de un noble veneciano, sin embargo sin saber muy bien cómo ocurrió a principios del siglo XVII ya pertenecía a la corona española y anteriormente al monarca ingles Carlos I. El mismo Tiziano regaló al monarca Carlos V una nueva versión del lienzo tras su estancia en Mühlberg por ello debemos pensar que este tipo de escenas que divagan entre lo mitológico y el erotismo fueron de lo más popular en su época.

Categorías: Pintura, Renacimiento