Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Virgen en la iglesia, Jan Van Eyck (I parte)

Virgen en la iglesia, Jan Van Eyck (I parte)

Publicado por Laura Prieto Fernández

En numerosas ocasiones el trabajo de los historiadores del arte y de los críticos pasa por buscar documentación que acrediten que una determinada obra pictórica fue realizada por uno u otro artista, en este proceso resulta fundamental el trabajo de investigación bibliográfica que señale la autenticidad de la pieza, así como la de su ejecutor, pero en muchas ocasiones este trabajo resulta más complicado de lo que a priori podría parecer. En este sentido podemos señalar como la obra que aquí analizamos hoy, La Virgen en el interior de una iglesia, es una de esas piezas sobre las que han aparecido multitud de teorías.

Pese a que a día de hoy parece aceptado que se trata de una tabla realizada por el artista flamenco Jan Van Eyck, durante mucho tiempo se dudó de su autoría y algunos expertos apuntaban a que la obra pudiese ser una copia de un seguidor de Van Eyck y otros un trabajo realizado por su hermano, el también pintor flamenco Hubert Van Eyck. No fue hasta principios del siglo XX, concretamente hasta el año 1912, cuando los expertos del Museo de Gemäldegalerie, de Berlín donde se expone la tabla, pudieron confirmar que se trataba de un trabajo de Jan Van Eyck que además debió de realizar en solitario sin la ayuda de su hermano Hubert. Pese a todo aún quedaba por discutir otros aspectos igual de relevantes como son la datación de la pieza y el comitente.

Jan_van_Eyck_-_The_Madonna_in_the_Church_-_Google_Art_Project

Con respecto a la datación podemos señalar que, aunque al principio se planteó la hipótesis de que la obra podría pertenecer a la primera etapa en la producción del artista por lo que debió de ser acabada en la primera década del siglo XV sien embargo, hoy se asegura que se trata de una obra realizada en su última época y fue Panofsky quien planteó que la tabla debió de ser terminada en la década de los treinta y así lo atestiguan también los estudios comparativos entre esta tabla y la representación de Santa Bárbara.

En cuanto al comitente los hechos tampoco resultan nada precisos ya que no se han encontrado noticias de la pieza desde el siglo XVI hasta finales del siglo XIX, pero pese a todo, los estudios parecen indicar que la obra debió de pertenecer en un primer momento al monarca Felipe el Bueno así lo atestiguaría el marco original de la pieza -hoy ya perdido tras sufrir un robo- con una inscripción en la que se recogía un himno a la Virgen y en la que aparecía escrito “el duque Felipe” y que haría referencia al monarca así como la descripción de la pieza en un catálogo del siglo XVI que se parece ajustar a la tabla de Van Eyck. Dicho catálogo recogía una descripción detallada de las obras que Margarita de Austria heredó del monarca tras su muerte.

Categorías: Pintura, Renacimiento