Arte

Inicio Pintura, Renacimiento El altar de Gante, Hubert y Jan Van Eyck

El altar de Gante, Hubert y Jan Van Eyck

Publicado por Laura Prieto Fernández

El Políptico de Gante, Altar de Gante o también conocido como El Políptico de la Adoración del Cordero Místico es con sus veinticuatro tablas, la obra de mayores dimensiones del arte flamenco. Este fastuoso altar fue pintado en óleo sobre tabla por los hermanos Van Eyck, Hubert y Jan, para la Catedral de San Bavón en Gante. Es en el mismo marco del político donde una pequeña inscripción nos revela que la obra fue comenzada por Hubert y continuada por su hermano Jan Van Eyck hasta que la terminó en 1432. También en esa misma placa aparece el nombre de los comitentes Jodocus Vijd y su esposa Elisabeth Borluut.

Hubert trabaja con un estilo más propio del gótico internación que de la estética flamenca. En su obra aún se aprecian los convencionalismos típicos del gótico internacional y, aunque con gran maestría, su obra sigue anclada en la tradición. Las tablas realizadas por Jan Van Eyck son de mayor calidad, su producción se enmarca dentro de una estética plenamente flamenca con figuras más naturalistas y de mayor movimiento.

La tabla central de la parte inferior representa la adoración del cordero según el evangelio de San Juan. En el altar el Hijo de Dios aparece representado como un cordero, se está llevando a cabo su sacrificio y su sangre se derrama en un copón que se ha relacionado con el Santo Grial. La escena es tanto una referencia a la eucaristía como a la pasión de Cristo. Rodeando el altar cuatro grupos bien diferenciados: portando palmas aparece un grupo de mujeres mártires que tiene su correspondencia con el grupo de varones también mártires; mientras los grupos del primer plano representa: por un lado a la comunidad judía portando el Libro Sagrado con personajes de distintas razas y culturas, por otro lado es representada la Iglesia Católica con el papa, obispos, cardenal y una amplia comitiva de santos. La escena se desarrolla en un paisaje natural e idílico que representaría el paraíso.

Las tablas laterales de la parte inferior siguen la misma temática, son personajes que acuden en procesión a la adoración del cordero. Las tablas de la derecha representa a los ermitaños y peregrinos que aparecen guiados por su santo patrón San Cristóbal representado en gran tamaño. Las dos tablas de la izquierda representan a los caballeros de Cristo y a los santos jueces, no obstante la tabla de los santos jueces es una reproducción de Jef Vanderveken ya que la original desapareció en torno a 1934.

La tabla central superior representa un Pantocrátor, Cristo entronizado como cronocrátor y cosmocrátor (señor del tiempo y el espacio), está acompañado por la Virgen María y San Juan Bautista. A los lados flanqueando el grupo central dos tablas más: en ellas se representa a los ángeles celestiales tocando instrumentos y cerrando el conjunto las figuras de los primeros padres, Adán y Eva. Sobre éstos dos pequeñas grisallas representan la ofrenda de Caín y Abel y el asesinato de Caín.


Cuando las tablas aparecen cerradas el político revela tres pisos. La zona superior se configura como lunetas, en ellas aparecen representados las sibilas y profetas que predijeron la venida del Mesías. En el segundo piso la escena de la anunciación que se desarrolla en un interior cuyas ventanas dejan ver la ciudad de Gante. El último piso está reservado para las grisallas de San Juan Bautista y San Juan Evangelista flanqueadas por las figuras orantes de los comitentes.

Categorías: Pintura, Renacimiento