Arte

Inicio Escultura, Impresionista Burgueses de Calais, Rodin

Burgueses de Calais, Rodin

Publicado por Laura Prieto Fernández

Los burgueses de Calais es una obra escultórica realizada en bronce por el artista impresionista Auguste Rodin (1840 – 1917). Rodin representa una de las figuras artísticas más importantes del cambio de siglo; su obra combina a la perfección las formas academicistas más tradicionales con el expresionismo vinculado a las nuevas tendencias artísticas del impresionismo. Sin embargo la obra del francés va mucho más allá mostrándose como un claro precedente de las formas simbolistas o expresionistas desarrolladas en pleno siglo XX.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los burgueses de Calais es un importante encargo que el escultor recibe por parte del Ayuntamiento de Calais en torno a 1884, por aquellos años Rodin ya cosechaba innumerables éxitos, había realizado Las Puertas del Paraíso, y su escultura era conocida por la crudeza de su realismo.

La obra conmemora un hecho histórico acaecido durante la Guerra de los Cien Años: el monarca inglés Eduardo III tenía sitiada la ciudad de Calais y ante la superioridad inglesa, los lugareños accedieron a la rendición. Sin embargo Eduardo III no accedió a la súplica de los franceses e impuso como única condición para no arrasar el pueblo que seis ciudadanos acudieran libremente a su campamento ataviados únicamente con una camisa y sogas en el cuello hacia lo que parecía una muerte segura. Cuando el alcalde de la ciudad explicó las condiciones a sus conciudadanos el hombre más acaudalado de Calais decidió entregarse libremente seguido de otros cinco valientes. Al llegar al campamento francés el monarca inglés les perdonó la vida gracias a la mediación de su esposa.

Rodin plantea un imponente proyecto basado en los relatos de Froissart que no terminó de agradar ni al comitente ni a los críticos ni a la Academia. Escapándose de los esquemas más tradicionales que planteaban la vinculación de la idea de héroe con un solo personaje el escultor plantea un grupo heroico colectivo, ninguno de los personajes destaca sobre los demás, todos son héroes a partes iguales.

Rodin planteó al menos tres proyectos diferentes para la obra de Los burgueses, en el primero de ellos las figuras gozaban de cierta influencia renacentista que el artista optaría por eliminar posteriormente y que la ciudad rechazó, el segundo de ellos -también rechazado por la ciudad- situaba a todos los burgueses los burgueses a la misma altura sin dar a ninguno de ellos más preminencia que a los demás. El tercer proyecto fue aprobado con ciertas discrepancias por la ciudad y la obra no llegó a inaugurarse hasta 1895, casi diez años después de haberse producido el encargo.

Las esculturas de los burgueses presentan un complicado estudio emocional y psicológico, cada uno de ellos se enfrenta a su posible muerte de una manera distinta: miedo, ira, orgullo… Son representaciones realistas, en absoluto idealizadas, de figuras reales. Las manos y pies de estos personajes son excesivamente grandes en relación de su tamaño y la gestualidad teatral que muestran resalta aún más ese expresionismo latente. Las figuras se arremolinan unas en torno a otras formando una especie de espiral que obliga al espectador a rodear la obra para apreciarla en su totalidad.

Categorías: Escultura, Impresionista