Arte

Inicio Arquitectura, Escultura, Neoclásica Arcos de Triunfo en Paris: Étoile y Carrusel (I)

Arcos de Triunfo en Paris: Étoile y Carrusel (I)

Publicado por Laura Prieto Fernández

Como parte de una larguísima tradición que llega hasta la Antigüedad Clásica en Francia encontramos dos de los más afamados arcos de triunfo de la historia; de hecho, los arcos de triunfo de Francia – tanto el de Carrusel como el arco de Étoile- son las mejores muestras de estos monumentos conmemorativos que se han levantado desde la caída de Imperio Romano.

636px-Paris_July_2011-30

El arco de triunfo aparece en Roma con la idea de ser un monumento conmemorativo, levantado para celebrar alguna victoria u honrar a algún general valeroso. Si bien las primitivas estructuras estaban realizadas con materiales pobres como la madera, posteriormente éstos se fueron construyendo en piedra, el primer arco que se conserva dataría del siglo II a.C., aunque hay constancia de que estos monumentos efímeros son anteriores a esta datación.

Siguiendo los mismos parámetros que en la época romana Napoleón Bonaparte decide levantar en París un arco de triunfo que rememore la victoria de su ejército en la batalla de Austerliz. En realidad, la batalla de Austerliz (1805) fue un alarde de ingenio del emperador francés, ya que en nueve horas de batalla consiguió acabar con las fuerzas del ejército ruso y el austriaco.

La construcción del famoso arco comenzó en 1806 y las obras se dilataron durante treinta años, por lo que no fue inaugurado hasta 1836. Se ubica en el extremo de los Campos Elíseos, donde antiguamente se encontraba la Plaza de la Estrella. El proyecto fue realizado por Jean Chalgrin y Jean-Arnaud Raymond, quienes tomaron como referencia por petición expresa del emperador francés el Arco de Tito ubicado en Roma. Así la estructura es sencilla, el arco de Étoile presenta un solo vano de medio punto que rompe el bloque macizo de piedra y se apoya en cuatro gruesos pilares; su disposición es sencilla y la mayor parte de la decoración queda relegada a la zona superior o ático. Entre los relieves que decoran sus paredes cabe destacar la conocida como Marsellesa, un medio-relieve que representa la lucha contra las potencias absolutistas y que fue realizado por uno de los más destacados artista de la época, François Rude.

En las paredes exteriores del arco encontramos otros relieves o los nombre de importantes personajes revolucionarios y las grandes campañas napoleónicas; por su parte en la cara inferior podemos ver los nombres de los generales que participaron en estas batallas y subrayados aquellos que perecieron durante la contienda.

El Arco de Triunfo de Étoile, al que también se le conoce simplemente como Arco de Triunfo de París, se ha configurado como uno de los símbolos históricos y conmemorativos de la capital francesa tan sólo por detrás de la emblemática Torre Eiffel. A los pies del Arco podemos encontrar la famosa Tumba del soldado desconocido que falleció en la Primera Guerra Mundial y en la que podemos observar una llama permanentemente encendida como recuerdo a los soldados muertos durante la Gran Guerra. Además el interior del Arco de triunfo está habilitado de manera que en su interior se encuentra un panteón y un museo que permite el acceso hasta el ático.

Categorías: Arquitectura, Escultura, Neoclásica