Arte

Inicio Arquitectura, Escultura, Neoclásica Arcos de Triunfo en Paris: Étoile y Carrusel (II)

Arcos de Triunfo en Paris: Étoile y Carrusel (II)

Publicado por Laura Prieto Fernández

Al igual que el Arco de Triunfo de Étoile, en París encontramos un segundo arco de triunfo que también pertenece a la época del Imperio Napoleónico, el Arco de Triunfo Carrusel. Quizás esta segunda edificación haya quedado un poco relegada en la historia pero su estilo es igual de depurado y su significación está muy relacionada con el Arco de Étoile.
El Arco de Triunfo de Carrusel se encuentra ubicado en una plaza homónima al lado del Museo del Louvre y junto al Jardín de las Tullerías, de hecho el arco es el acceso al famoso jardín. Su construcción comenzó en 1806 igual que el arco Étoile, pero mientras éste se dilató más de treinta años hasta ser concluido el Carrusel fue construido en tan solo dos años.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se trata de un monumento conmemorativo que trataba de celebrar las victorias de las campañas militares de Napoleón a la vez que servía como propaganda del Imperio y potenciaba la figura de Napoleón.

El proyecto fue encargado a Pierre-François-Léonard Fontaine y Charles Percier. Fontaine (1762 – 1853) fue el arquitecto predilecto del emperador, trabajó en grandes proyectos entre los que destaca la construcción de la Avenida de los Campos Elíseos y ayudó a forjar el estilo arquitectónico propio de Napoleón, el conocido como Estilo Imperio. Por parte Percier (1764 – 1838) también trabajó en algunas de las construcciones más destacadas de la época napoleónica, suyos son los trabajos en el Louvre, o en el Palacio de las Tullerías.

Para la construcción del Arco de Triunfo de Carrusel los arquitectos se basaron en los modelos clásicos de la antigüedad, concretamente en el Arco de Constantino ubicado en Roma. Así podemos observar una construcción más laboriosa –tanto arquitectónica como constructivamente- que en el Arco Étoile pero que también respeta las tendencias del Neoclasicismo. Esta vez nos encontramos con una triple arcada formada por vanos de medio punto de los cuales el mayor es más ancho y alto que los laterales; las arcadas están interconectadas entre sí y se sustentan a través de gruesos pilares.

Los pilares de las arcadas están decorados por columnas corintias de orden gigante que dan paso a un grueso entablamento o ático; ambos elementos –las columnas y el ático.- se han construido en mármol rosado de manera que destaca sobre el mármol de la construcción. En la decoración podemos encontrar múltiples relieves e inscripciones obras de artistas como: Jean Joseph Espercieux, Louis Pierre Deseine Pierre Cartellier, y Jacques Philippe Lesueur.

Sin embargo especial atención merece la cuadriga que remata la construcción y que está fabricada en bronce. Parece ser que la cuadriga procedía de Venecia, concretamente de la Catedral de San Marcos y que fue sustraída durante las campañas napoleónicas (a su vez Venecia la había requisado en Constantinopla y éstos a su vez la habían copiado de un original griego de época severa). Flanqueando la cuadriga aparecen dos esculturas realizadas en bronce por el artista François Joseph Bosio. El conjunto quedaba completado con la figura de Napoleón que hacía las veces de jinete pero que el propio emperador decidió retirar cuando ya estaba hecha.

Categorías: Arquitectura, Escultura, Neoclásica