Arte

Inicio Arquitectura, Paleocristiana Baptisterio Neoniano

Baptisterio Neoniano

Publicado por Laura Prieto Fernández

El Baptisterio Neoniano, también conocido como Baptisterio de los Ortodoxos, es una de las mejores muestras de bizantino que se encuentra en la ciudad de Rávena (Italia) y es, además, la arquitectura más antigua de la ciudad.

La estructura debió levantarse dentro de un conjunto monumental –en el que también había una basílica- del que apenas hoy quedan unos pocos restos integrados en la actual catedral de Rávena. Fue mandado construir por el obispo Ursus en el siglo VI cuando se trasladó la sede episcopal desde Classe a Rávena. El baptisterio se construyó en el antiguo emplazamiento que ocupaban los restos de unas termas romanas y estaba destinado al bautismo de los fieles que seguían la doctrina cristiana tradicional y no se habían desligado al arrianismo, éstos contaban con su propio baptisterio levantado por Teodorico a finales del siglo V.
Su composición sigue los mismos parámetros estilísticos comunes a todos los edificios destinados al bautismo; se trata de una planta centralizada formada por un octógono. Los ocho lados del octógono simbolizaban los sietes días de la semana al que se sumaba uno más, para representar la resurrección de Jesucristo.

Ravenna_Baptistry_of_Neon

La simplicidad del exterior esconde, como es característicos de las primeras construcciones cristianas y bizantinas, un fastuoso interior. Exteriormente nos encontramos ante un sencillo edificio realizado en ladrillo y estructurado en tres niveles distintos: en la zona inferior el muro es macizo y presenta una discreta puerta de acceso rectangular, en el segundo nivel se aprecian vanos de medio punto que iluminan el interior y en la zona superior encontramos una austera decoración con lesenas y arcos geminados.

A mediados del Siglo V, entre el 450 y el 475, la obra fue remodelada por el obispo Neone –de ahí el nombre de Baptisterio Neoniano- quién elevó el suelo y remodeló la estructura superior para cubrir el baptisterio con cúpula y una estructura de casetones muy trabajados. De esta época también datarían el impresionante conjunto de mosaicos con el que se ha decorado el interior de la edificación.

640px-Baptisery_of_Neon_Ceiling_Mosaic

Así en el centro de la cúpula se ha representado el bautismo de Jesucristo por su primo San Juan Bautista. Jesucristo aparece sumergido en el río Jordán completamente desnudo mientras San Juan Bautista apoyado en una roca vierte sobre él el agua del bautismo y desciende la paloma del Espíritu Santo. Rematando el tondo central vemos una representación mitológica del río, un anciano con barbas que porta un junco con una de sus manos mientras que con la otra sostiene sus ropajes. Rodeando la escena central aparecen representados los Apóstoles en una especie de procesión que comienza con Pedro, piedra angular de la iglesia, y acaba en San Pablo. La decoración interior se completa con los bajorrelieves que representan a los profetas y una gran pila bautismal, en realidad era una especie de bañera ya que el bautismo se realizaba por sumersión, decorada con exquisitos mármoles y mosaicos.

En 1996 el Baptisterio Neoniano entró a formar parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad editada por la UNESCO.

Categorías: Arquitectura, Paleocristiana