Arte

Inicio Escultura, Renacimiento Segundas puertas del Baptisterio de Florencia

Segundas puertas del Baptisterio de Florencia

Publicado por A. Cerra

Estas son las segundas puertas del Baptisterio de San Juan de Florencia, pero fueron las primeras que hizo el escultor Lorenzo Ghiberti para este edificio florentino, el cual nada más acabada esta obra comenzó a elaborar la famosas Puertas del Paraíso para el mismo Baptisterio.

Segundas puertas del Baptisterio de Florencia

Segundas puertas del Baptisterio de Florencia

En el año 1401 fue convocado un concurso en la ciudad toscana para realizar estas puertas del lado norte. Todos los escultores que se presentarán tenían que seguir ciertas pautas inspiradas en los relieves de las primeras puertas del Baptisterio, las ubicadas en su lado sur, realizadas por Andrea Pisano en estilo gótico.

Anunciación

Anunciación

En aquel concurso, todos los que se presentaran tenían que hacer una imagen del Sacrificio de Isaac, y el resultado fue que hubo tres finalistas: Lorenzo Ghiberti, Filippo Brunelleschi y Andrea della Robbia, y lógicamente como se puede deducir, venció Ghiberti y el resultado es el que aquí vemos.

No obstante tardó varios años en realizar las 24 piezas que conforman las puertas ya que trabajó en ellas desde 1403 hasta 1425. Al igual que en el concurso la temática del conjunto ya estaba elegida y se trataba de representar la vida de Cristo, salvo en las ocho piezas inferiores que son los Cuatro Evangelistas y los Padres de la Iglesia.

Hay escenas muy interesantes como la del Bautismo de Cristo, donde plantea una composición basada en la simetría y todo queda encerrado en una especie de paréntesis, con unas figuras curvadas que desde luego recuerdan todavía a las formas del Gótico Internacional. Igual que son muy góticas las notas que a veces introduce de paisajes, como por ejemplo en la escena de Cristo andando por el lago Tibiriades.

Transfiguración

Transfiguración

De hecho también hay escenas en las que las escalas son muy medievales, con el protagonista, Jesucristo a un tamaño superior, mientras que los discípulos son más pequeños.

No obstante, aunque las formas todavía estén muy emparentadas con el Gótico, tanto por cronología, como porque es una obra de alguna forma hermanada con las puertas de Pisano, de la que incluso se heredó la forma de los marcos cuadrilobulados. Aun así, lo que es innegable es la calidad técnica de estos altorrelieves.

Categorías: Escultura, Renacimiento