Arte

Inicio Escultura, Renacimiento Escultura en las Puertas de San Petronio

Escultura en las Puertas de San Petronio

Publicado por A. Cerra

La decoración escultórica en las puertas de la Basílica de San Petronio de la ciudad italiana de Bolonia la realizó el artista Jacopo della Quercia hacia el año 1425.

Su trabajo se redujo a las esculturas, en forma de bulto redondo o de relieve que todavía se pueden ver sobre el arco y el tímpano de la portada mayor y a las jambas que la flanquean. A lo largo de todos esos espacios desarrolló el tema bíblico del Génesis.

Puertas de San Petronio de Bolonia

Puertas de San Petronio de Bolonia

El conjunto muestra las típicas figuras de carácter monumental y con anatomías muy estudiadas que son un emblema de este artista del Renacimiento italiano, y que llegaron a fascinar a otro artista de su tiempo, el gran Miguel Ángel Buonarrotti.

Para la realización de estas figuras se hizo traer piedra de Istria.

Relieve del Pecado Original

Relieve del Pecado Original


En cuanto al estilo del conjunto, todavía se pueden observar resquicios un tanto goticistas, bastantes habituales en el conjunto de su obra, como puede ser la, a veces, acusada frontalidad de los personajes o la excesiva esquematización de los pliegues de los ropajes que lucen algunas de las figuras. Algo que también se observa por ejemplo en el repertorio escultórico que trabajó para la Catedral de Ferrara.

No obstante, Della Quercia fue un artista propio del Quattrocento, y a ello se debe la inclusión de elementos más propios del Renacimiento. Como muestra de ello se pueden ver detalles muy clásicos como los angelotes (putti en terminología artística) con guirnaldas de flores. Y por supuesto, que trabaja las figuras, sean del tamaño que sea, transmitiendo la idea de monumentalidad.

Relieve de la Creación de Eva

Relieve de la Creación de Eva


Si se compara esta obra con otras suyas, como por ejemplo la pieza que preparó para el concurso de las Puertas del Baptisterio de Florencia, cuyo tema era el Sacrificio de Isaac y en el que también participó Filippo Brunelleschi y que ganó Lorenzo Ghiberti, se puede apreciar que en los altorrelieves que se conservan en Bolonia se ha ido alejando ya de un estilo más pictórico. Ya que entre un trabajo y otro hay más de 20 años de distancia, y aquí ya incorpora fondos y está más preocupado por la idea de la perspectiva. Si bien sigue manteniendo su pasión por la representación veraz de los cuerpos y por lo toques de dramatismo.

Categorías: Escultura, Renacimiento