Arte

Inicio Arquitectura, Gótica Catedral de Cuenca

Catedral de Cuenca

Publicado por A. Cerra

A veces podemos caer en cierto simplismo cuando intentamos definir un edificio, o cualquier otra obra de arte, con un simple adjetivo que aluda a su estilo artístico. Si bien es una denominación útil, sobre todo en cuanto a las fechas en que se construyó ese edificio. Y además ese modo de catalogar también puede ser muy práctico, aunque no sea del todo exacto ya que puede tener sus propias particularidades que le diferencian mucho de otras construcciones. Ese es el caso de la Catedral de Cuenca, que si bien se suelen decir que es una obra gótica, lo cierto es que es mucho más.

Catedral de Cuenca

Este templo catedralicio a día de hoy es el edificio más antiguo que hay en la ciudad española de Castilla La Mancha. Ya que la catedral fuera la primera construcción que se hizo tras la inmediata reconquista del lugar a los musulmanes. Eso ocurrió a finales del siglo XII, y al igual que ocurrió en otros muchos lugares españoles, se decidió construir la gran iglesia en el mismo solar donde estaba la principal mezquita conquense.

Pero hay que tener en cuenta las condiciones en que se hizo esa reconquista. Aquel episodio en el caso de Cuenca lo encabezó la esposa del rey Alfonso VIII de Castilla, y es no era otra que la reina Leonor de Plantagenet, de origen normando. La cual siempre iba acompañada de sus propios caballeros originarios de sus mismas tierras.

Y no solo eso, también hizo traer canteros normandos para que dieran ese toque tan especial a la catedral de Cuenca. De hecho, esta construcción se convierte en el mejor ejemplo del Gótico normando en España, y uno de los más relevantes del sur de Europa, ya que no hay que olvidar que los normandos llegaron hasta lugares como Sicilia donde hicieron construir su propio palacio en Palermo o la Catedral de Monreale.

La Catedral de Cuenca fue la primera que se comenzó a construir en ese estilo gótico en toda España, ya que sus obras se iniciaron en el 1196. Si bien no se concluyeron hasta mediados del siglo XIII. Unas décadas en las que ya se fueron modificando ciertos planteamientos originales del primero maestros de obras venidos de Francia.

Sin embargo, esos cambios no fueron nada con lo que llegaría después, ya que sobre todo durante los siglos XV y XVI, la iglesia fue profundamente reformada, por ejemplo aumentando su número de naves de 3 a 5, o incluyendo en su cabecera una girola que sustituyó a los anteriores ábsides.

No obstante se respeto el elemento normando que todavía hoy distingue a esta iglesia de otras. Y ese elemento no es otro que el triforio elevado, que es un reminiscencia de la arquitectura románica en el primer gótico, y que sirve para aplacar el espíritu verticalista de la construcción.

Categorías: Arquitectura, Gótica