Arte

Catedral Ely

Publicado por Laura Prieto Fernández

La conocida como arquitectura normanda no es sino el inicio de un movimiento artístico que se difundió por toda Europa y que abogaba por construcciones sobrias y sencillas, con escasa iluminación para favorecer la meditación y un juego de volúmenes que se marcaban al exterior, paulatinamente el estilo normando se hizo cada vez más popular y adquirió una nueva denominación, estilo románico si bien es cierto que éste conjugaba a su vez la tradición normanda con otros elementos arquitectónicos propios de la cultura latina y bizantina.

Sea como fuere, lo cierto es que las obras de estilo normando se difundieron por muchos lugares de Europa y no se quedaron relegadas a la región de Normandía, de hecho la obra que aquí analizamos es uno de los mejores ejemplos de arquitectura normanda y se encuentra en Cambridgeshire, en Inglaterra, se trata de la Catedral de Ely también conocida como Iglesia Catedral de la Santísima e Indivisa Trinidad de Ely.

Ely_Cathedral_Exterior,_Cambridgeshire,_UK_-_Diliff

En el año 1066 se produjo la conquista normanda de Inglaterra y desde entonces las costumbres foráneas habían arraigado profundamente en las tierras inglesas, por otro el monarca Eduardo el Confesor había sido educado en Normandía lo cual explicaría su gusto por las formas arquitectónicas del norte que ya se habían reflejado en la construcción de la Catedral de Durham. El edificio que hoy conocemos comenzó su construcción en el año 1082 bajo el patrocinio del abad Simeón sobre los restos de una primitiva construcción que fue derribada.

En Ely podemos encontrar una de las características más comunes de la arquitectura inglesa y es que el conjunto catedralicio es la unión de diferentes partes en las que no se aboga por una unidad espacial o formal como ocurre en Francia; de este modo, resulta sencillo explicar que la fachada de la catedral no se corresponda con la estructura interior del templo.

Nos encontramos ante una edificación de tres naves muy longitudinales que se alagan nada menos que doce tramos hasta llegar al crucero que resulta demasiado pequeño para las proporciones de las naves y en el que destaca un espectacular espacio octogonal con cúpula y linterna que se levantó entre 1322 y 1329 y en el que se aprecia la evolución que la arquitectura sufrió hacia formas goticistas cada vez más refinadas y galantes. En Ely encontramos la única cúpula gótica realizada en madera y según los expertos, en su construcción participó el mismísimo Alan de Walsinham.

Durante los siglos XV y XVI se levantaron el presbiterio y el trascoro así como la cabecera, en este caso de testero plano y con tres capillas: la central con la advocación de Santa Ethelreda alberga la tumba del cardenal de Luxembourg, mientras que en la derecha encontramos el sepulcro del obispo de West y a la izquierda la del Obispo Alcock.

Categorías: Arquitectura, Gótica, Románica